¿Sirve la regla sub 21 en el Fútbol Chileno?

2282 0

Nueva edición de Cambio de Frente donde analizamos una de las reglas particulares del fútbol chileno, la regla del sub 21. ¿Sirve o no sirve esta medida? Pasen a comentarlo acá en ULTIMOGOL.CL.


Desde hace un tiempo atrás, en el fútbol chileno se estableció la obligación a los clubes de que jugadores sub-21 jueguen obligatoriamente una cantidad determinada de minutos. En todos los reglamentos de los torneos del fútbol chileno, del campeonato de Primera División, Primera B y Copa Chile se consigna una regla de este estilo. Los defensores de la medida sostienen que a través de esta imposición se le permite a los jugadores jóvenes tener minutos en el primer equipo y así incorporarse paulatinamente como titulares de sus equipos.

No obstante, no han sido poco los detractores, principalmente desde los mismos clubes. Por ejemplo, el entrenador de Deportes Antofagasta, Javier Torrente, en una conversación reciente sostenía que se trataba de una medida parche porque los clubes tendían a usar los menores de 21 años para cumplir con los minutos, pero que una vez que dejaban de sumar minutos para cumplir con esa regla, eran dejados de lado por el club. Como consecuencia de aquello, los futbolistas no terminan de desarrollarse de manera adecuada porque desde los 22 dejan de tener el mismo minutaje, sin poder madurar adecuadamente como futbolistas. En otras palabras, la regla de la sub 21 genera una ficción, ya que se le dan minutos a los juveniles pero de forma artificiosa. Los entrenadores deben ponerlos no por la calidad sino que para no perder puntos por secretaría.

Ahora, la pregunta es si realmente se cumple con lo señalado por el entrenador argentino, es decir, si es que una vez que dejan de ser útiles para la regla sub-21, los jugadores ya no juegan tantos minutos. Para intentar determinar lo anterior, hicimos una pequeña muestra evaluando a todos los jugadores que en el Campeonato Nacional de Primera División 2021 cumplían con la regla del sub-21 pero que al año siguiente, en el Campeonato Nacional 2022 ya no.

Son 42 los futbolistas que nacieron durante el año 2000 y que cumplían en 2021 con la regla sub-21 y este año 2022 dejaron de cumplir con este criterio, siendo analizados a continuación.

LOS 5 QUE SUMARON MÁS MINUTOS QUE EL AÑO PASADO (más 2 que fueron vendidos al extranjero)

De todos los jugadores, apenas 5 han tenido más minutos que en la temporada pasada. A este grupo agregamos a 2 que no cumplieron con más minutos pero por razones futbolísticas positivas: Diego Valencia y Marcelino Nuñez no tuvieron tanta participación porque fueron vendidos a la Salernitana de la Serie A y Norwich City del Championship inglés respectivamente. Si bien no alcanzaron el minutaje del año pasado, no caben dudas de que el salto a un fútbol de mayor calidad da para considerarlos dentro del grupo de excelencia.

De los restantes jugadores que suman más minutos, el más relevante es el ex Colo Colo y actual Unión La Calera, Williams Alarcón. El volante cementero ya registra 1471 minutos y de los 22 duelos de La Calera ha jugado en 18 siendo en 17 de ellos titular. El otro destacado es Moisés González que en O’Higgins ha sido central y lateral derecho jugando 1131 minutos, jugando en 14 partidos como titular e ingresando en 2 como suplente. El tercero es el defensor de Deportes La Serena, Lucas Alarcón ya tiene más minutos que el año pasado. El zaguero tiene 1466 minutos con 20 partidos disponible, siendo en 16 de ellos titular y entrando en 2 como reemplazante.

Luego aparecen algunos que sumaron más de los del año pasado, aunque los del año pasado eran muy pocos. Caso de Maximiliano Guerrero en La Serena (693 minutos y 606 el año pasado) y de Mauricio Morales en la Universidad de Chile (334 versus 130).

LOS 17 QUE SE QUEDARON EN PRIMERA

17 jugadores se mantuvieron en sus equipos -o cambiaron a otro de Primera- entre 2021 y 2022 pero hasta ahora no han cumplido con la misma cantidad de minutos del año pasado. Este grupo de futbolistas hay que clasificarlos en dos subgrupos: (1) aquellos que no alcanzarán a cumplir con los minutos y (2) los que si tienen posibilidades de superar lo realizado en el año 2021.

1) Los que no alcanzan

Quedando 720 minutos en juego en Primera División (quedan 8 fechas), 6 futbolistas ya no van a alcanzar el minutaje de 2021: Lo llamativo es que se trata de jugadores con algo de renombre como el caso de Oliver Rojas en Audax Italiano (529 minutos versus 1740), Yerco Oyanedel (703 versus 1757), Enzo Ferrario (341 versus 1755), César Munder (196 versus 1118), Pablo Cárdenas (170 versus 2210) y en la B, Aldrix Jara (apenas 75 versus 1281).

2) Los que alcanzan

Considerando que quedan 630 minutos en juego en Primera por las 7 fechas por jugar (810 minutos en Primera B), los restantes 11 futbolistas pueden tener más minutos que el año 2021. Aunque de estos, la mayoría no lo debiesen alcanzar por rendimiento. 8 de ellos no suman más de 100 minutos (5 sin minutos o con apenas 1 minuto) y los que han sumado más no han tenido posibilidades de jugar. Es el caso de Simón Gonzalez (Deportes Antofagasta), Walter Martínez (Ñublense), Cristián Díaz (Everton), Martín Parra (Huachipato), Álvaro Garrido (Huachipato), Jason Leon (Santiago Wanderers), Kevin Rojas (Melipilla) y Willian Gama (Santiago Wanderers). Salvo alguna lesión de un titular -como podría ser el caso de Parra en la U- o que sean más considerado (de estos solo Rojas sumó sólo 2 minutos en agosto, el resto nada) para la recta final, parece imposible que lo cumplan.

Sólo nos quedan apenas 3 futbolistas que tienen posibilidades y que probablemente puedan cumplir por rendimiento y apariciones. El primer caso es el del lateral izquierdo Antonio Díaz en O’Higgins, que registra 1116 minutos, jugando en 19 de los 20 partidos en que estuvo disponible (12 como titular) y que jugó como titular en las últimas cuatro fechas. El segundo es el delantero Maximiliano Rodríguez de Huachipato que ya tiene 673 minutos y le quedan menos de 200 minutos para alcanzar su marca del año pasado (847 minutos). En los últimos partidos ha variado entre titular e ingresando regularmente desde el banco de suplentes. El último caso es el del mediocampista de Ñublense, Branco Provoste con 322 minutos, debiendo jugar todavía poco más de 300 minutos para completar lo logrado el año pasado (628 minutos). El ex Colo-Colo la tiene más difícil considerando que en las últimas fechas solo ha ingresado algunos minutos desde la banca.

LOS QUE SE FUERON DE PRIMERA

Entre 2021 y 2022 fueron 18 futbolistas los que pasaron de sus equipos de primera a clubes de la Primera B, de Segunda División Profesional e incluso a equipos de Tercera, ya sea por cesión o préstamo, por lo que bajaron un peldaño por no estar en la primera categoría del fútbol profesional chileno. No consideramos dentro de esta categoría a los jugadores de Deportes Melipilla y Santiago Wanderers que se mantuvieron en el plantel en la Primera B. Como el análisis era sólo respecto de los equipos de primera -con la excepción de potros y caturros-, no se consideró el minutaje de estos futbolistas.

Estos se subdividen: (a) 6 jugadores se fueron a Primera B, siendo el jugador más reconocido Carlos Salomón, que está a préstamo a Santiago Morning, proveniente de la Universidad Católica; (b) 9 jugadores juegan actualmente en la Segunda División Profesional, (c) 1 jugador está en la Segunda División Nacional de Argentina (Bruno Liuzzi en Gimnasia y Esgrima de Mendoza) y (d) 2 jugadores se encuentran sin club.

CONCLUSIONES

Cómo dice un popular dicho: los números no mienten. De los 42 jugadores analizados apenas 8 han tenido posibilidades reales de seguir jugando y sumando experiencia en el Campeonato Nacional de 2022 una vez cumplieron 22 años. Dicho de otra forma, más de un 80% de los jugadores al cumplir esta edad dejan de ser considerados en sus respectivos equipos, confirmando lo indicado por Javier Torrente y por muchos otros, cosa que también se ha discutido en este sitio. En la práctica, los entrenadores usan a los jugadores jóvenes solo porque están obligados, y salvo honrosas excepciones, estos son desechados en desmedro de otros que cumplan con esta regla, o de refuerzos de dudosa calaña traídos por el representante amigo de turno.

En resumen, la regla del Sub 21 no es solo una ilusión bien intencionada, sino que es la forma que tienen los nefastos dirigentes del fútbol chileno para no preocuparse del fútbol joven. ¿Y cómo debería hacer eso? Pues gestionando adecuadamente los campeonatos de las categorías menores, con una planificación de mediano/largo plazo de desarrollo del talento nacional, o por lo menos con un campeonato de reservas como la gente. Mucha pega (?) para quienes solo ven a corto plazo como llenar sus bolsillos con el cada vez más alicaído campeonato nacional.

Finalmente, lo anterior solo es una evidencia más del inexorable camino al desastre que sigue el viejo y querido fútbol chileno.