Era Berizzo: Análisis de la selección chilena en la gira asiática

1851 0

Se cierra la gira asiática de la selección chilena en el inicio de la Era Berizzo al mando de la Roja y toca hacer un somero análisis de lo que fueron los partidos ante las selecciones mundialistas de Corea, Túnez y Ghana. Una derrota en amistoso por 2-0 ante los coreanos, la otra en Copa Kirin ante Túnez por 2-0 y finalmente un empate por el tercer puesto de ese mismo torneo contra Ghana -que tuvo dos hombres menos durante parte del complemento- y derrota desde los doce pasos. Tres derrotas, cero goles y apenas un penal convertido es el balance en términos de resultados. Sin embargo, hay algunas -pocas- cosas que destacar y otras que evidentemente se tienen que cambiar de cara al futuro, partiendo porque el entrenador es el que debe hacer la nómina y no entrenadores interinos que rinden cuentas a representantes del fútbol chileno. Sin más preámbulos, vamos con el análisis en ULTIMOGOL.CL.

La pareja de centrales

Paulo Díaz, Benjamín Kuscevic y Francisco Sierralta podrían ser los futuros centrales de la selección, pudiendo acudir a Gary Medel o Guillermo Maripán en caso de emergencia. Si hay algo en lo que el hincha puede tener cierta tranquilidad es en la abundancia de defensores centrales, pudiendo garantizar cierto orden en la zaga chilena. Más allá de los goles que le convirtieron a la selección, se vio una correcta defensa comandada con un Paulo Díaz que fue de menos a más durante la gira asiática. Resulta fundamental que Berizzo los ponga más seguido, para que así se acostumbren más.

El descubrimiento

Otra de las novedades fue el lateral chileno-belga Nayel Mehssatou, jugador del modesto KV Kortrijk de la Primera División de Bélgica. Con apenas 19 años -acá todavía sería sub-21(!)- asumió la posición de lateral ante Corea del Sur y tuvo un correcto desempeño. Con mucho criterio, cubrió bien su posición sin exponerse tontamente, se entendió con sus compañeros, en general tomó buenas decisiones y atacó atinadamente. Contra Ghana jugó en el mediocampo, donde también cumplió aunque su mejor rendimiento está en la banda. Si sigue jugando como titular en Europa, debería ser el recambio natural de Mauricio Isla por el lado derecho de la defensa.

Ben + 10

Por si quedaban algunas dudas, Ben Brereton Díaz será el líder de las futuras generaciones en el ataque chileno y si bien no tenía nada que demostrar, su rendimiento ratifica lo que sabemos de él. El jugador del Blackburn marca diferencias en el ataque, sobre todo en el puesto de delantero central. Si bien en Inglaterra lo hace más tirado a un costado, en los partidos de esta gira asiática, donde se vio por la banda, se le notó rápidamente cansado. Acá en la Selección tiene que hacer un desplazamiento y cobertura mucho mayor, por lo que su ventaja en la potencia física termina por diluirse. Así se vio principalmente ante Túnez.
De todas formas se las arregló para generar peligro en todos los partidos, fallando por milimetros. Con un poco más de fineza metía un par de goles en esta gira. Lo que si es importante destacar es la falta de compañeros en ofensiva. Aparentemente, Jean Meneses es con quien mejor se entiende pero más allá del extremo del León, no parece tener compañeros de su nivel (al menos en esta selección B). Joaquín Montecinos podría haber sido un buen colaborador pero en esta gira no anduvo.

Ausencia de variantes en ofensiva

Directamente ligado al punto anterior, preocupa de sobremanera la falta de alternativas en ofensiva. No hay un sólo jugador capaz de encarar, buscar la línea de fondo y sacar un centro decente o en su defecto encarar y simplemente rematar al arco. La anemia ofensiva fue escandalosa y se notó particularmente en el duelo ante Ghana, donde Chile no asustó al portero rival incluso con dos hombres más. Fueron sólo pases laterales, sin que nadie rompiera líneas y que terminaba en un “ollazo” que nunca sirve. De nada servirá tener una defensa y un mediocampo acoplado si es que no existe capacidad desde los propios delanteros o volantes de generar peligro en el área rival. Llegar desde atrás sorprendiendo, rematar a distancia, practicar una pared en velocidad parecen conceptos que no aplican a la Roja.

¿Gary de volante central?

Una de las conclusiones ya sacadas de los procesos anteriores es que la posición natural del Pitbull en nuestra selección era la de zaguero central. En el pasado habían quedado sus actuaciones como volante central. Sin embargo, ante toda la experiencia empírica, Eduardo Berizzo se decantó por Gary  Medel como 6 delante de la defensa. Si bien no lo hizo tan mal, pareciera que aporta más desde el fondo de la zaga, para darle una mejor salida a ras de piso. A ello hay que agregar que el físico ya no le está dando para el nivel de trajín que requiere el centro de la cancha. Una alternativa es que el Toto lo puso en esa posición por su experiencia en cancha y considerando que Tomás Alarcón no estaba al nivel. ¿Con Charles y Vidal permanecerá el Pitbull en el mediocampo? Esperemos que no.

Charles y Vidal jugarán hasta los 45 años (?)

Otra de las cosas notorias fue la falta de creatividad en los volantes. Salvo chispazos de Marcelino Nuñez ante Corea, el resto de los partidos ningún mediocampista fue capaz de generar peligro y asistir peligrosamente a Ben Brereton. Ni Galdames ni Alarcón ni Medel ni Méndez fueron capaces de aquello. Sin Arturo Vidal, Charles Aránguiz y Alexis Sánchez esta selección se muere de hambre en cuanto a mostrar mayor creatividad y en ninguno de los tres partidos se vio recambio. Como dice el título, si seguimos así el Principe y el King van a jugar hasta que jubilen.

Nada que hacer

La idea de probar jugadores jóvenes no es agarrar un rejunte de sub-23 (no pusimos sub-21 porque era para llorar) para ver si se ponen la camiseta y se transforma en el nuevo Marcelo Salas. La idea es darle tiraje a jugadores que puedan tener las capacidades para estar en el mejor nivel. Marcelino Nuñez puede tener las condiciones, pero otros simplemente no están y no resulta explicable su nominación. Alex Ibacache, Diego Valencia (de buen futuro pero pobre actualidad), Victor Méndez (de buen presente pero le falta para consolidarse), Jeyson Rojas y Darío Osorio todavía no tienen la calidad suficiente para estar en la selección. Gonzalo Tapia no pudo jugar pero probablemente todavía esté muy verde para hacerlo. De los mayores, no se entiende las nóminas de Ronnie Fernández ni Óscar Opazo, ni por presente actual ni por calidad.  ¿La coincidencia? Todos juegan en el Campeonato Nacional de Primera División del fútbol chileno. Saque sus propias conclusiones.