Campeonato Nacional 2021 – Resumen

106055 0

Y se acabó el Campeonato Nacional 2021, solo quedando por definir si habrá un segundo ascendido desde la Primera B (ya sea Copiapó o Deportes Temuco), o Curicó Unido logrará mantener su sitial en la división de honor. Por lo tanto, llegó la hora de analizar y repasar lo que nos dejó la última versión de nuestro viejo y querido torneo, que trajo alegrías y humor a raudales. Pasen a comentar en ULTIMOGOL.CL.

Tetracampeón no hay uno solo: Universidad Católica

Ahora van por el penta

Los Cruzados consiguieron un histórico tetracampeonato, emulando lo realizado por Colo-Colo en los años 2006 y 2007, aunque con el aliciente que este es conseguido en campeonatos largos, por lo que es mejor (?).

De la mano del Pelao Termo aka “Cristian Paulucci”, el mejor equipo de la última década en nuestro país sigue mostrando quien es el que manda, sobreponiéndose a la nefasta pasada de Gustavo Poyet al mando del equipo. A pesar de cortar un proceso a mitad de camino, situación inédita desde que empezaron a ganar los torneos largos, una vez que se fue el perro se pasó la rabia (?), y la UC consiguió una racha impresionante de triunfos, con el solo paréntesis de su visita a Macul, lo que les permitió conseguir #La16 y quedando a solo dos títulos de su archirrival. Felicidades a la UC.

Recuperando la memoria: Colo Colo y Audax Italiano

Soa Patty aga argo

El paupérrimo cierre de torneo de Colo-Colo, que pasó de estar a 5 unidades de ventaja de la UC a quedar a 6 de distancia (!) en el segundo lugar, pone algo de sombra a la buena campaña de los dirigidos por Gustavo Quinteros este 2021. Después de casi caer al infierno en la temporada anterior, el Cacique volvió a encantar a sus hinchas en base a un buen juego y a pelear hasta el final el campeonato. No obstante, las ganas de autosabotearse (?) fueron más fuertes, cediendo en la parte final y dejando a la hinchada alba con un sabor amargo. Para el 2022 ya no hay excusa que valga.

Como en antaño, el Audax Club Sportivo Italiano volvió a pelear arriba y completó el podio, siendo animadores buena parte del torneo. Si bien carecieron de jerarquía en momentos clave para mantenerse en la lucha por el título hasta el final, consiguieron un meritorio tercer lugar que los lleva a la fase previa de la Copa Libertadores 2022. Un campañón que tuvo premio finalmente, aunque deberán sobreponerse a la partida de uno de sus principales artífices (y que también los salvó de la B el año pasado), ya que fue confirmado que Pablo “Vitamina” Sánchez no sigue la próxima temporada.

Los que se van de paseo por Sudamérica: Everton, Unión La Calera, Unión Española y Ñublense

Ñublenchester is back

Los que darán jugo participarán en la Sudamericana 2022 son Unión La Calera, Unión Española y Ñublense por el torneo nacional mientras que Everton ocupará el último cupo a Libertadores por el comodín de Copa Chile.

Los cementeros volvieron a lo de siempre, coqueteando por momentos con ser candidatos al título pero siempre quedándose con la chaucha para el peso, cayendo con casi todos los que peleaban en la parte baja de la tabla(!) y alejándose del título rápidamente. Como punto rescatable es que mantienen una buena base de jugadores y recuperaron a Sebastián Sáez en delantera. Los hispanos fueron un carrusel de emociones, partiendo muy mal de la mano de Pellicer y luego metiendo una racha endemoniada con el interino César Bravo a la cabeza para terminar ganando apenas uno de los últimos cinco partidos (ante Colo Colo para hacer añicos su ilusión al cetro), suficientes para resaltar en la mediocridad del Plan Vital. Cerramos con la tremenda campaña de Ñublense, que un año después de volver a Primera División fue de los pocos de abajo que zafó del descenso y se metió por la ventana a la otra mitad de la gloria ganando en las últimas dos fechas de jugó por 6-1 a Unión Española y a su rival directo Palestino por 4-1.

Tema aparte Everton que terminaron en un insípido duodécimo lugar -en estricto rigor venían en el grupo de la intrascendencia- pero llegarán a Copa Libertadores gracias a su subcampeonato en Copa Chile 2021.

Zafaron: Universidad de Chile y el resto

Mirá de quien te burlaste

En otro símbolo característico del Plan Vital, la irregularidad fue tal que hasta la última fecha la diferencia entre estar cerca de puestos de Sudamericana y del partido de promoción era muy poco (4 puntos para ser exactos). Acá la mayoría de los equipos fue una oda a la inconsistencia con el clásico bucle eterno de “ganar-empatar-perder” o de rachas de un par de victorias para luego volver a un par de derrotas.
Algunos con más suerte que otros, terminaron zafando de cualquier posibilidad de caer gracias a que los de abajo eran mucho peores.
O’higgins la vió negra por quedar libre en la última fecha, mientras que Melipilla se terminó salvando por su triunfo contra Everton en la penúltima fecha. Palestino se quedó afuera por poco de la Copa Sudamericana, mientras que Cobresal, La Serena y Everton terminaron con algo de angustia pero ganando (o no perdiendo) lo suficiente para sufrir tanto.

No podemos dejar de mencionar lo ocurrido con Universidad de Chile, que estuvo buena parte del duelo ante Unión La Calera como el segundo descendido de la Primera B. Los azules, en una demostración de pundonor y de vergüenza deportiva, se acordaron de atacar y en 10 minutos lo dieron vuelta de forma épica y angustiante. La irregularidad se refleja en su posición, donde finalmente quedaron en la medianía de la tabla -a ratos eran penúltimos- y la estadística dirá que no lo pasaron tan mal(?).

En veremos: Curicó Unido

Aun hay patria torteros

La sombra del funesto paso del Teeeetan por la banca curicana fue demasiado grande para el buen Damián Muñoz, quien se hizo cargo del buque a mediados de año. Otro de los interinos del torneo (lo que merecerá un análisis aparte en otro post), logró revivir al golpeado plantel de la séptima región, consiguiendo buenos resultados y mostrando un nivel de juego nunca antes visto con Palermo como adiestrador.

Sin embargo, lo anterior no fue suficiente para salvarse, quedando en la antepenúltima posición del certamen. Ahora, tendrán una semana de descanso para preparar la llave ante Deportes Temuco o Deportes Copiapó, donde deberán demostrar porqué merecen seguir en primera.

En la B se pasa mejor: Huachipato y Santiago Wanderers 

El Betsson es una fiesta y se va bien vestido

Dos instituciones históricas del fútbol chileno se sumarán el 2022 a la archicompetitiva Primera B. Huachipato vuelve a los potreros luego de 26 años (la última vez fue en 1995) y en el intertanto salió campeón en 2014, llegó a octavos de la Sudamericana y jugó fase de grupos de Libertadores ganando por primera vez en Brasil. Este año incluso tuvo opciones de avanzar en fase de grupos de Sudamericana, donde hizo una buena campaña hasta comerse 5 goles en Argentina y tirar por la borda la clasificación. Fue uno de los equipos que más partidos jugó en el primer semestre y se instaló en la parte baja de forma indefinida. La llegada de Mario Salas le permitió obtener un poco de respiración ganando cuatro de los últimos cinco partidos(!) y aún así no le alcanzó para salvarse del descenso. La pregunta que surge es si tendrá la jerarquía para volver a subir rápidamente. Algunos dirán que es un merecido castigo para una institución que tiene a Victoriano Cerda como presidente y donde Fernando Felicevich se metió para dejar a sus representados en el plantel.

Lo de Santiago Wanderers fue bochornoso en todo el 2021: En la primera rompieron el récord siendo el equipo con peor arranque en la historia de un torneo de Primera División(!), apenas consiguiendo el primer triunfo en la fecha 20, pasado la mitad del torneo. De ahí agarraron una racha buena con 5 victorias en 7 partidos pero de ahí no ganaron más. La crisis deportiva fue el resultado de una crisis institucional que terminó con la llegada de Reinaldo Sánchez al puerto y aplicando las mismas fechorías que en la época de antes de la SADP. Ilustración de la vergüenza fue el despido de Emiliano Astorga, para luego despedir en el mismo día a Moisés Villarroel y terminar de dejar a Jorge Garcés en la banca, todo en menos de 24 horas (antes ya habían despedido a Víctor Rivero y Ronald Fuentes). Prueba de todo esto es que Wanderers nunca pasó del puesto 16(!) en todo el torneo.