Eurocopa 2020 – Octavos de Final

6608 0

Luego de una interesante de Fase de Grupos y dos días de descanso, la Eurocopa 2020 entra en su recta final con las etapas de muere muere con los octavos de final que parten este fin de semana largo. Ocho partido con dieciséis participantes que dejará a los últimos 8 mejores en fase de cuartos de final. Una parte del cuadro se viene de miedo mientras que la otra nos dejará un duelo entre campeones mundiales en situaciones distintas. No se lo pierdan, acá en ULTIMOGOL.CL.

La ronda de 16 mejores inicia con un partido de esos que no le importa a nadie (?), pero que por el juego de ambos equipos probablemente sea bastante atractivo. Por un lado tenemos al buen equipo de Gales, que tuvo la suerte de jugar con una Italia ya clasificada en la última fecha, perdiendo por la mínima con los tanos a diferencia de sus rivales, y así alcanzar el segundo lugar. Lo anterior gracias a su buena victoria ante Turquía y el empate con Suiza, elenco con el que igualaron en puntaje, pero que contó con peor diferencia de goles. Gareth Bale y compañía han mostrado un gran nivel, de la mano del aún jugador del Real Madrid y otros viejos conocidos, como Aaron Ramsey y Daniel James, quienes junto al combativo Moore en ofensiva hicieron estragos en las zagas rivales.

En la vereda del frente está Dinamarca, seleccionado que ha pasado por todo en esta competición. Luego de dos derrotas, la primera altamente sorpresiva ante Finlandia y una segunda esperable ante Bélgica, debían definir su suerte ante Rusia en donde solo valía golear. Lo anterior sin contar con el casi fallecimiento (!) de Christian Eriksen el primer partido, quien ahora afortunadamente se recupera. Finalmente, para suerte de los nórdicos consiguieron la hazaña, derrotando por 4 a 1 a los rusos y alcanzando el segundo lugar de su grupo. Cabe mencionar que lo vivido por los daneses hasta ahora es muy similar a lo que vivieron en la Euro del 84, donde Allan Simonsen (estrella del equipo) se fracturó en el primer partido (!), situación a la que supieron sobreponerse, llegando hasta las semifinales del torneo. ¿Podrán repetir la épica?

Campaña perfecta para los italianos en primera fase, que poco a poco empiezan a dejar atrás el trago amargo de no haber ido al mundial de Rusia 2018. Los dirigidos por Roberto Mancini despacharon a sus tres rivales de grupo -Turquía, Suiza y Gales- sin recibir goles y mostrando bastante efectividad. Ahora bien, Italia es un equipo más efectivo que brillante, pero 1. en estos torneos eso da lo mismo y 2. Italia jamás ha destacado por ser un equipo lírico. Por tanto, claramente son los favoritos en esta ronda.

Sus vecinos de Austria, en cambio, llegan a esta fase como segundos de un grupo en el que solo perdieron contra Holanda y le ganaron no sin esfuerzo a Ucrania y Macedonia del Norte. Los austriacos tienen un equipo de jugadores interesantes entre los que destacan David Alaba, Marcel Sabitzer y el portero Bachmann, pero al igual que muchas selecciones europeas de medio pelo, les cuesta plasmar eso en una forma de clara de jugar. Sin dudas, Austria no es la favorita en este duelo: la última vez que le ganaron a Italia por un torneo oficial fue en 1960 (!!!) y desde entonces se han enfrentado 13 veces, con 10 triunfos para los tanos y apenas tres empates.

Holanda Países Bajos pisó fuerte en #ElPeor grupo del torneo, ganando todos sus partidos a pesar de sus dudas iniciales. Esto, debido a que el elenco dirigido por Frank de Boer no venía especialmente bien en las eliminatorias a Catar 2022, lo que se suma a un traumático proceso de renovación y la baja de algunos jugadores importantes. Estos fantasmas aparecieron en el primer partido ante Ucrania, donde les remontaron un 2 a 0 a favor, aunque finalmente lograron el triunfo sobre el final. Esta victoria fue un punto de inflexión, para posteriormente vencer sin problemas a Austria y Macedonia del Norte, donde el flamante refuerzo del PSG Georginio Wijnaldum ha sido el líder de este joven equipo, figurando como el goleador. Sin embargo, esta novel Naranja Mecánica no ha tenido un apretón importante, por lo que es un misterio si podrán mantener este rendimiento ante un big dog.

Solo un gol de diferencia dejó a República Checa en el grupo de los mejores terceros, siendo desplazado por Croacia en su grupo. No obstante, la renovada selección checa hizo una fase de grupos de lo más interesante, derrotando claramente a Escocia, para luego empatar con los balcánicos y caer por la mínima ante Inglaterra. Gran figura ha sido su delantero Patrick Schick, autor de todos los goles de su equipo (!), evidenciando la dependencia que poseen del compañero de Charles en el Leverkusen.

En uno de los duelos más excitantes de estos octavos de final, uno de los equipos llamados la eterna promesa, Bélgica se enfrenta al actual campeón defensor Portugal. El equipo belga ganó con comodidad el grupo B, donde se impuso a todos los equipos y solo recibió un gol de Dinamarca. De los 7 goles marcados, 3 fueron anotados por Romelu Lukaku, El goleador del Inter de Milán ha sido implacable y anotó frente a Dinamarca y Rusia. El otro jugador que ha brillado es Kevin de Bruyne. El cerebro del equipo ha facilitado 2 asistencias en los 2 partidos que disputó.

Para Portugal la ruta ha sido más compleja. El participar en el grupo de la muerte de esta Euro los tuvo a minutos de quedar fuera, tras la victoria parcial de Francia con el gol de Benzema y una sorprendente Hungría que ganaba a Alemania. Gracias a  Cristiano Ronaldo (quién más) y sus 2 goles en ese partido, con el empate lograron la tercera plaza, tras haber ganado por 3-0 a Hungría y perder 4-2 con los germanos. El jugador de Juventus además, es el goleador de la competición con 5 dianas en los 3 partidos de fase de grupos.

Croacia y España protagonizan la llave de 2 equipos con historia en la competición, pero que no han estado a la altura de su cartel. El conjunto balcánico viene de ser segundo en el grupo D, luchando con el fantasma del equipo subcampeón del mundo en 2018. Siguen estando vigentes de ese equipo Luka Modric e Ivan Perisic, quienes consiguieron los goles con los que superaron a Escocia. Este resultado les permitó clasificar pese a caer en el debut ante Inglaterra y el decepcionante empate ante Chequia.

Por el lado de España, tampoco se ve tan halagüeño el escenario. Pese a jugar todos los partidos de local en el estadio La Cartuja de Sevilla, no lograron jugar un fútbol que les permitiera ganar el grupo y tan solo se conformaron con la segunda plaza, tras empatar con Polonia y Suecia. El único triunfo hispano fue ante Eslovaquia, en el papel el partido más accesible y con una goleada que hace preguntarse cual de estas caras es la verdadera España. Sin dudas los ingresos desde el primer minuto de jugadores como Sergio Busquets, Gerard Moreno y César Azpilicueta le dieron mayor peso a una joven escuadra con muy poca experiencia jugando competencias internacionales.

En la previa, Francia asoma como favorito para este cruce con los neutros de Suiza. Salieron primeros en el grupo de la muerte, superando a Alemania y dejando en tercer lugar a Portugal. Sin embargo, la estadística también dice que fueron el equipo que menos goles hizo de los tres clasificados -cuatro en tres partidos- y que en ataque se mostraron algo espesos aún con el tridente de Benzemá, Mbappé y Griezmann. Claramente, Francia no ha sido la potencia arrolladora que se esperaba, más allá del peso de sus rivales, y un ejemplo de aquello fue el empate que apenas rascaron con Hungría, el equipo más débil del grupo.

Por el otro lado, Suiza clasificó como mejor tercero detrás de Italia y Gales (!!!), ganando apenas un partido a Turquía. Los suizos tienen en Shaqiri y Embolo a sus jugadores más destacados, lo que dice mucho de un plantel que quizás podría mostrar algo más si se atrevieran; en cambio, su propuesta de juego anodina parece resultarles cómoda, más allá de uno que otro jugador disruptivo que podría causarle problemas a Francia. Ambos países se han enfrentado cuatro veces por torneos oficiales (Euro 2004, mundiales 2006 y 2014 y Euro 2020), con dos empates y dos triunfos para Francia. ¿Logrará Suiza dar el batacazo y despachar a uno de los favoritos para llevarse el torneo? Parece difícil, pero todo puede ser.

El martes a las 12:00 en el Estadio Wembley veremos un verdadero duelo de titanes entre Inglaterra y Alemania, que repetirá lo ocurrido en la Euro 1996. Considerando como vienen ambos, el partido será de pronóstico reservado con una leve ventaja para los locales.

Los Tres Leones clasificaron tranquilamente y sin sobresaltos como punteros del grupo F luego de 2 victorias y un empate. En la última fecha vencieron por la mínima a República Checa gracias a un tanto de Raheem Sterling y refrendaron su calidad de candidato al título para esta Eurocopa. El partido ante los checos fue una nueva demostración de los dirigidos de Southgate en lo táctico: Una gran defensa, bien planteada y hasta ahora invicta en lo que va del torneo, aunque con un ataque un tanto monótono y dependiente de algunas individualidades como la del propio Sterling y sus jovenes volantes (no podemos dejar de mencionar lo poco sintonizado que ha estado Harry Kane). Por juego colectivo son favoritos, aunque esta será el primer enfrentamiento por los puntos ante un peso pesado, por lo que también surgen las dudas respecto a este joven plantel.

Leon Goretzka salvó de un desastre inminente a la Mannschaft, acogotada hasta el final con el grupo de la muerte. Estuvo dos veces debajo en el marcador ante los Magyares, 1-0 en el primer tiempo, lo igualó Kai Harvetz tras error de Gulacsi para el 1-1 pero segundos después volvieron a estar abajo 2-1. Finalmente la suerte y algo de oficio le permitió a los de Löw avanzar a los octavos de final con el 2-2, pero eso no quita lo horrible que jugaron los alemanes en el Allianz Arena. Un equipo abúlico cuya única herramienta es un mar de pases para al lado, demasiado predecible y automatizado. En caso de perder en Wembley, no sería sorpresa para un equipo que, si no cambia con urgencia, volverá a repetir la vergonzosa eliminación en Rusia 2018. Tal vez, el envión anímico hace que todos se juramenten(?) y cambie el fútbol de cara a las fases finales. Al menos, tienen la historia a su favor ante los ingleses (a ver si se repite lo de Möller en las semis de 1996)

La bandita de Bruz

En Hampden Park de Glasgow se juega el último duelo entre equipos amarillos y azules: Suecia y Ucrania quieren continuar con vida en el campeonato, llegando ambos en distintas condiciones. ¿Será una repetición de los bodriazos Suiza-Ucrania en Alemania 2006 o Suecia-Suiza de Rusia 2018?

Los suecos sorprendieron a todos y se quedaron con el primer puesto del grupo E, superando a España, Eslovaquia y Polonia con 2 triunfos y un empate. La primera muestra de solidez la dieron ante España, donde resistieron estoicamente ante los erráticos hispanos, pero donde se generaron las jugadas más claras en todo el partido. Contra Eslovaquia vencieron por la mínima gracias a un penal de Emil Forsberg en un duelo olvidable y ante Polonia volvieron a pegar fuerte venciendo en guerra de goles por 3-2. El mismisimo Forsberg metió los dos y luego de que los polacos les empataron a poco del final. El centrocampista Viktor Claesson se disfrazaría de héroe para marcar el CX el gol de la clasificación para quedarse con el primer puesto. Hasta ahora un equipo bien compuesto, sobre todo en la parte defensiva, pero con pocas figuras rutilantes, salvo Lindelöf en la defensa y Emil Forsberg en ataque (mención también para Alexander Isak).

Los que más celebraron los goles de Bélgica ante Finlandia y España contra Eslovaquia no fueron precisamente los mismos belgas y españoles, sino que los dirigidos de Andreiy Schevchenko, que terminaron metiéndose por la ventana y a última hora a los octavos de final de esta Eurocopa. Cortando clavos y con apenas 3 puntitos -1 victoria y 2 derrotas- y una diferencia de -1, alcanzaron a dejar afuera precisamente a los fineses y eslovacos. Los ucranianos se ganaron una nueva vida y deberán repetir lo hecho en el complemento ante Países Bajos y la primera mitad ante Macedonia del Norte, donde consiguieron dos tantos gracias a la pareja en ofensiva Adnriy Yarmolenko y Roman Yaremchuck. Por juego, les puede convenir el juego de Suecia y por ahi logran sacar una sorpresa.