[CAMINO A LA EURO 2020] Grupo D

518 0

Continúa el Camino a la Euro 2020 con esta cuarta entrega que nos ofrece dos equipos de Gran Bretaña como lo son Inglaterra y Escocia, junto al último finalista del Mundial, Croacia y el invitado que puede ser de piedra, República Checa. A menos de 15 día de su inicio, Don @Nilton_Nillas nos trae lo mejor de estas cuatro selecciones en este nuevo certamen internacional. Si usted no ha visto las anteriores, les dejamos acá el Grupo A, Grupo B y el Grupo C, además del Post con Datos generales para entenderlo todo(?).

Participaciones: 9.

Mejor presentación: 1968 y 1996 (semifinales).

La eterna promesa del balompié mundial parece decir que ahora sí que sí (?) con un plantel de tremenda calidad, dirigido por el pillo Southgate con una patrulla juvenil que viene arrasando en los torneos europeos de menores y que buscará darle su primer título continental a los piratas inventores de este deporte.

Historia

Complicada historia la de los chilenos de Europa (?): luego de inventar el fútbol como lo conocemos pasaron casi 90 años jugando solamente con los vecinos para luego descubrir que las selecciones top del resto del mundo los habían sobrepasado. El logro de la Copa del Mundo de 1966 (en casa y con varias polémicas que afectaron a sus principales rivales a lo largo del torneo) sigue siendo no solo el único título oficial que tienen a su haber, sino la única final disputada. En los primeros años de la Eurocopa también navegaron en la intrascendencia clasificando a solo 2 de las primeras 7 ediciones, y solo empezaron a hacerlo de forma consecutiva desde finales de los 80 con la gran generación de Gascoine y Lineker. De ahí en adelante y salvo en 2008 han dicho presente en todas las ediciones, aunque su mejor actuación sigue siendo el tercer lugar en casa en 1996 (con un gran equipo que incluía a Shearer, Sheringham y el mismo Gazza) cuando un penal errado por el mismísimo Southgate en la definición los dejaría fuera ante Alemania.

¿Cómo llegan?

En rigor, este conjunto inglés es favorito como pocas veces: no solo es cabeza de grupo y cuenta con un calendario absurdamente favorable prácticamente como si fuera local en el torneo (si llega a la final ganando su grupo solo saldría de Wembley UNA vez), sino que tiene una generación de recambio que lo ha ganado prácticamente todo a nivel juvenil, con nombres como Declan Rice (West Ham), Mason Mount (Chelsea), Jadon Sancho (Borussia Dortmund) y Phil Foden (Manchester City) que más encima vienen de tener una gran temporada. Los últimos torneos, no obstante, han dejado un sabor amargo: con otro calendario soñado en Rusia 2018 perdieron la oportunidad de llegar a su segunda final en un dramático alargue ante Croacia, y en la Liga de Naciones desperdiciaron una buena opción de meterse al Final Four tras sacar apenas 1 punto de 6 con Dinamarca y perder en el partido decisivo ante Bélgica (la misma que ya la había derrotado 2 veces en el Mundial). Su clasificación a Qatar 2022 a esta altura parece un trámite, con 3 triunfos en sus primeros 3 partidos de un grupo que también parecen haber elegido ellos (?).

Principal figura y debilidad

Con todo, la estrella de los dirigidos por Southgate es el delantero del Tottenham (aunque ya anunció su salida lo cual lo convertirá en uno de los grandes nombres del mercado de pases) Harry Kane, goleador del Mundial de Rusia 2018 con 6 anotaciones y principal referente del equipo aunque a veces lo manden a tirar los córners siendo 9(?). ¿Alguna debilidad? Un clásico en los equipos británicos: la portería. La mayoría de los equipos importantes en Inglaterra tienen goleros extranjeros por lo que la opción que ha venido eligiendo Southgate es Jordan Pickford del Everton, que tuvo una temporada marcada por las lesiones y que terminó de la peor manera comiéndose una goleada del City en la fecha final.

La nómina inglesa es la siguiente:

Porteros: Dean Henderson (Manchester United), Sam Johnstone (West Brom), Jordan Pickford (Everton)

Defensas: Trent Alexander-Arnold (Liverpool), Ben Chilwell (Chelsea), Conor Coady (Wolverhampton), Reece James (Chelsea), Harry Maguire (Manchester United), Tyrone Mings (Aston Villa), Luke Shaw (Manchester United), John Stones (Manchester City), Kieran Trippier (Atlético de Madrid), Kyle Walker (Manchester City)

Mediocampistas: Jude Bellingham (Borussia Dortmund), Jordan Henderson (Liverpool), Mason Mount (Chelsea), Kalvin Phillips (Leeds), Declan Rice (West Ham)

Delanteros: Dominic Calvert-Lewin (Everton), Phil Foden (Man City), Jack Grealish (Aston Villa), Harry Kane (Tottenham), Marcus Rashford (Manchester United), Bukayo Saka (Arsenal), Jadon Sancho (Borussia Dortmund), Raheem Sterling (Man City)

Participaciones: 2

Mejor presentación: 1992 y 1996 (primera ronda)

El Ringo de Inglaterra (?) sale a la competencia máxima del viejo continente por tercera vez en su historia, buscando romper la maldición que indica que nunca ha avanzado de ronda en un torneo oficial FIFA de selecciones (convengamos que para este autor ascender de la liga C a la B en la Liga de Naciones no cuenta, es Final Four o nada). Hoy los dirigidos por Steve Clarke tienen una excelente oportunidad de hacerlo considerando que clasifican hasta 4 mejores terceros, que jugará sus 2 duelos más importantes en casa y que últimamente tiene de hijos a los checos que parecen ser sus rivales directos.

Historia

Not found (?). Si bien existe desde 1870, el conjunto gaitero no tiene actuaciones internacionales de relevancia, desde el Mundial de Francia 1998 que no clasificaba a un torneo internacional (esa vez, si bien le hizo partido al Brasil de Ronaldo en la inauguración, terminó siendo el último de su grupo) y desde la Euro de Inglaterra 1996 que no gana un partido.

¿Cómo llegan?

Tras varios años de intrascendencia, los escoceses se encuentran en una especie de veranito de San Juan donde consiguieron primero ascender a la serie B de la liga de naciones 2018-2019, luego clasificar a la Euro tras superar por penales consecutivamente a Israel y Serbia y luego tener una gran liga 2020-2021 donde habrían logrado ascender a la serie A(!) si no se hubieran desmoronado incomprensiblemente en la fecha FIFA de noviembre al caer ante dos rivales ya eliminados. Por último, partieron con el pie derecho en la clasificatoria a Qatar, logrando 5 puntos de los primeros 9 posibles lo que los tiene transitoriamente en zona de repechaje.

Principal figura y debilidad

El equipo cuenta con un puñado de jugadores que han destacado en la Premier League como Liam Cooper (Leeds), Kieran Tierney (Arsenal) y Scott McTominay (Manchester United). No obstante, el capitán y figura con luces propias de este equipo es uno de los pilares del Liverpool: el zaguero central Andy Robertson, que si bien no tuvo su mejor temporada igualmente ha sido clave en todos los logros de los dirigidos por Klopp en los últimos años combinando confiabilidad, fiereza en la marca y una respetable cuota de goles y asistencias, supliendo con técnica y precisión su baja estatura para un defensa en la Premier. Por otro lado, ¿qué es lo que más le cuesta al conjunto escocés? Claramente conseguir meter la pelota en el arco contrario. Salvo rivales como Islas Feroe, sus registros de goles aún ante equipos de nivel mediano son discretos y el nivel de los delanteros (pese a que algunos están en la Premier como Ryan Fraser y el antiguano Ché Adams) tampoco da como para tirar cohetes.

La nómina de los dirigidos por Clarke es la siguiente:

Porteros: Craig Gordon (Hearts), David Marshall (Derby), Jon McLaughlin (Rangers)

Defensas: Liam Cooper (Leeds), Declan Gallagher (Motherwell), Grant Hanley (Norwich), Jack Hendry (Celtic), Scott McKenna (Nottingham Forest), Stephen O’Donnell (Motherwell), Nathan Patterson (Rangers), Andy Robertson (Liverpool), Greg Taylor (Celtic), Kieran Tierney (Arsenal)

Mediocampistas: Stuart Armstrong (Southampton), Ryan Christie (Celtic), John Fleck (Sheffield United), Billy Gilmour (Chelsea), John McGinn (Aston Villa), Callum McGregor (Celtic), Scott McTominay (Manchester United), David Turnbull (Celtic)

Delanteros: Ché Adams (Southampton), Lyndon Dykes (QPR), James Forrest (Celtic), Ryan Fraser (Newcastle), Kevin Nisbet (Hibernian)

Participaciones: 5

Mejor resultado: cuartos de final (1996 y 2008)

La históricamente hablando joven selección balcánica está más vieja que nunca (?) y buscará que su histórica generación finalista en Rusia 2018 dirigida por el bosnio Zlatko Dalic les dé la última llamarada de gloria, en lo que será muy probablemente la última Eurocopa para figuras como Modric o Perisic.

Historia

Breve pero intensa (?). Si bien gozó de un breve período de existencia como república y selección en el período de entreguerras, los balcánicos no se unieron a la FIFA y a la UEFA hasta 1992, y desde el principio se robaron el corazón del mundo fútbol con una notable generación que venía de ser campeona juvenil en 1987 de la mano de Mirko Jozic (en ese entonces compitiendo como Yugoslavia) y que lograron meterse en cuartos de la Eurocopa de 1996 y en semis (!) del mundial 98, consagrando además a Davor Suker como goleador del torneo. Desde que compiten han conseguido meterse a 5 de 6 Copas del Mundo y 5 de 6 Eurocopa, en números que los posicionan como una de las potencias del continente. No obstante, todavía no han logrado celebrar un título a nivel de selecciones, aunque en 2018 estuvieron muy cerca al caer 2-4 con Francia en la final del Mundial de Rusia 2018, torneo del que su figura Luka Modric fue Balón de Oro.

¿Cómo llegan?

En corto, mal. #ElRecambio para algunas de las figuras de Rusia como el golero Subasic o el delantero Mandzukic no ha llegado, el promedio de edad del equipo es alto y sus últimos resultados distan de ser alentadores: si bien clasificó a la Euro en 2019 con tranquilidad, luego de eso cayó en un pozo salvando solo por diferencia de goles la categoría A en la Liga de Naciones, complicando sus opciones de ir a Qatar con una inesperada derrota en Eslovaquia y ganando apenas 4 (y perdido 6) de sus últimos 12. El sorteo de grupos tampoco ayudó y les tocará enfrentar desde el principio a dos locales, lo que los deja aún más complicados.

Principal figura (y debilidad)

Si bien hay varios jugadores que vienen de buenas campañas como Kovacic (Chelsea), Brozovic o Perisic (ambos del Inter), la figura consular y en quien estarán puestos todos los ojos no es otro que el Cruyff de los Balcanes, el volante central del Real Madrid: Luka Modric. El capitán va por su última chance de coronar su brillante carrera con un inédito título a nivel de selección, para lo cual da la impresión que tendrá que mandarse una actuación de leyenda. El talento, en todo caso, lo tiene. También vale la pena destacar al delantero del AC Milán Ante Rebic, que pasa por el mejor momento de su carrera y en quien se depositan buena parte de las esperanzas de gol balcánicas. La mayor debilidad de este equipo (además del evidente envejecimiento de sus principales figuras) se encuentra en el arco, donde no ha aparecido alguien que pueda reemplazar al inactivo Subasic.

La nómina de los dirigidos por Dalic es la siguiente:

Porteros: Livakovic (Dinamo Zagreb), Lovre Kalinic (Hadjuk Split), Simon Sluga (Luton)

Defensas: Vrasljko (Atlético Madrid), Borna Barisic (RangerS), Duje Caleta-Car (Marsella), Dejan Lovre (Zenit), Josip Juranovic (Legia Varsovia), Domagoj Vida (Besiktas), Josko Gvardiol (RB Leipzig), Bradaric (Lille), Mile Skoric (Osijek)

Mediocampistas: Mateo Kovacic (Chelsea), Luka Modric (Real Madrid), Marcelo Brozovic (Real Madrid), Milan Badelj (Genoa), Nikola Vlasic (CSKA), Mario Pasalic (Atalanta), Ivan Perisic (Inter de Milán), Josip Brekalo (Wolfsburgo), Mislav Orsic (Dinamo Zagreb), Luka Ivanusec (Dinamo Zagreb)

Delanteros: Ante Rebic (AC Milán), Bruno Petkovic (Dinamo Zagreb), Ante Budimir (Osasuna), Kramaric (Hoffenheim).

Participaciones: 3 (como Checoslovaquia), 6 (como República Checa).

Mejor actuación: Campeón (como Checoslovaquia) en 1976, vicecampeón (como República Checa) en 1996.

Sin meter mucho ruido y en un grupo difícil, los checos dirigidos por Jaroslav Silhavy buscarán dar la sorpresa en un torneo en que históricamente han tenido buenas actuaciones. Para eso cuentan con un plantel sin grandes figuras pero en ascenso y que podría convertirse en el equipo hípster del torneo a lo Chile 2010 (?).

Historia

Depende de cómo los consideremos: como Checoslovaquia apareció hace poco más de 100 años tras la primera guerra mundial y se convirtió en el equipo más laureado de Europa Oriental, con 2 finales de la Copa del Mundo (en 1934 cayó ante Italia y en 1962 ante Brasil) y un título de la Eurocopa en 1976 en la vecina Yugoslavia, al derrotar a penales a Alemania con el famoso gol de Panenka incluido. Tras una lenta decadencia que mimetizó la caída de la órbita soviética, el país se dividió en dos durante la clasificatoria a EEUU 1994 y la República Checa competiría como tal por primera vez en la Eurocopa 1996, donde estuvo al borde de volver a amargarle una final a Alemania si no fuera por la aparición de Olivier Bierhoff para primero empatarles en la agonía y luego anotar el gol de oro. Los checos han participado regularmente de la Eurocopa desde entonces, clasificando a todas las ediciones y con una que otra actuación destacada como el tercer lugar en 2004; no obstante, en Mundiales ha sido otra la historia y solo ha conseguido clasificar en una ocasión (2006), devolviéndose tempranamente en primera ronda.

¿Cómo llegan?

El equipo checo llega con sensaciones contradictorias al torneo: por un lado tuvo una sólida actuación en la Liga Europea de naciones donde ascendió a la serie A y partió con el pie derecho el camino a Qatar al golear por 6-2 a domicilio a Estonia; por otra parte, al enfrentarse a selecciones más competitivas no ha conseguido mantener el nivel perdiendo 2 veces con Escocia en la liga y cayendo sorpresivamente ante Gales en Cardiff por la clasificatoria. Parece que los rivales británicos no son buena noticia para el conjunto checo, lo que lo pone en el peor grupo posible (?).

Principal figura (y debilidad)

Si hay un nombre que destaca con luces propias en los checos no es otro que el mediocampista del West Ham Tomas Soucek, que se mandó un campañón con West Ham este año consolidándose como una de las sorpresas de la Premier y ganándose el dudoso apodo de “el nuevo Fellaini”(!). Las esperanzas checas de dar una sorpresa destacan en buena parte en el talento y capacidad física de Soucek, además de en la posible aparición del talentoso delantero de 18 años Adam Hlozek. Su principal debilidad debería ser la falta de experiencia y jerarquía de la mayor parte del equipo en estas lides, lo que se ha manifestado en que si bien han conseguido algunos resultados positivos aún no logran un triunfo resonante que haga tomarlos más en serio.

Los eslavos cuentan con la siguiente nómina:

Porteros: Tomas Vaclik (Sevilla), Jiri Pavlenka (Werder Bremen), Ales Mandous (Olomuc)

Defensas: Vladimir Coufal (West Ham), Kaderabek (Hoffenheim), Celustka (Sparta Praga), Tomas Kalas (Bristol City), David Zima (Slavia Praga), Jan Boril (Slavia Praga), Ales Mateju (Brescia), Jakub Brabec (Viktoria Plzen)

Mediocampistas: Masopust (Slavia Praga), Vladimir Darida (Hertha Berlin), Tomas Soucek (West Ham), Antonin Barak (Verona), Alex Kral (Spartak Moscú), Tomas Holes (Slavia Praga), Petr Sevcik (Slavia Praga), Jakub Jankto (Sampdoria), Jakub Pesek (Liberec), Michal Sadilek (Liberec)

Delanteros: Patrick Schick (Bayer Leverkusen), Adam Hlozek (Sparta Praga), Michael Krmencik (PAOK), Matej Vydra (Burnley), Tomas Pekhart (Legia Varsovia).