Campeonato Nacional 2020 – Todos a la B: Fin del torneo

1025 0

El Campeonato Nacional 2020 está cerca de su punta final y nos quedan apenas un par de jornadas para saber que es lo que va a pasar en la lucha por el descenso de la mano de nuestro Phd en Ascensorismo Don Nilton Nillas. Y con esto, finalmente se nos va esta serie especial de post, TODOS A LA B, y para irnos con estilo revisaremos qué es lo que pasa con los equipos que siguen complicados con el descenso a apenas 2 fechas del final. En el caso de que quieran revisar el post original, pueden verlo aquí. Para ver la serie de post, pueden verla aquí.

Realicemos por última vez un brevísimo resumen por los puntos más importantes:

  1. Descienden el último de la tabla anual, y el último de los promedios entre los torneos 2019 (pondera 60%) y 2020 (pondera 40%). Los penúltimos de ambas tablas (o antepenúltimo si se repite algún equipo, tomando como prioridad la tabla anual) juegan una serie de definición para ver quién es el tercer descendido, excepto si el penúltimo (pero no el último) de ambas tablas es el mismo, en dicho caso ese equipo desciende directo.

  2. La “línea de flotación” de los promedios es 1.200, lo que se traduce en 41 puntos en los 34 partidos de la tabla anual. Si los equipos logran 41 puntos al final del torneo y 1.200 de promedio acumulando ambos torneos, están salvados.

  3. Podemos dividir los equipos del torneo Planvital en 3 grupos:

    1. Los recién ascendidos Wanderers y La Serena, los cuales no “heredan” la campaña 2019 por lo tanto al lograr 41 puntos también cumplen con el objetivo del promedio.
    2. Los equipos que no alcanzaron 1.200 de promedio en el torneo 2019 y por lo tanto deben conseguir más que 41 puntos para salvarse este torneo: Antofagasta (necesita 45 puntos), Curicó (47), Iquique (51), U. de Chile (51) y U. de Concepción (54).
    3. Los 11 equipos restantes que sí lo lograron y por lo tanto con 41 puntos este torneo están libres de cualquier peligro.
  4. En base a esto armamos una tabla “invertida”, que muestra cuántos puntos le faltan a cada equipo para asegurar su propia salvación. Mientras más puntos le falten a un equipo y menos le queden por disputar, más complicado estará con el descenso.

Revisamos por última vez la tabla de fin de año, mostrando también los rivales que le quedan a cada uno de los equipos:

Primero que nada, felicitar a los hinchas de O’Higgins, Huachipato, Wanderers, Cobresal y Antofagasta que en las últimas fechas han logrado sobrepasar la línea de flotación y se han unido a Palestino, Unión Española, Unión La Calera y Universidad Católica en el grupo de los matemáticamente salvados de todo peligro. En este momento están descendiendo Coquimbo Unido (31 puntos, último en la tabla anual) y Deportes Iquique (último en los promedios con 1.025 entre ambos torneos), con Colo Colo (37, antepenúltimo en la tabla anual pero que queda en zona de partido definitorio por el descenso de Iquique) y Universidad de Concepción (1.075, penúltimo en los promedios) jugando la definición por el tercer descenso. Visto lo importante, pasemos a las preguntas que seguramente ustedes se están haciendo en sus casas (?).

I. ¿QUÉ PASÓ EN LAS ÚLTIMAS FECHAS? ¿DÓNDE ESTÁ MI SUPERCLÁSICO DEFINITORIO?

Durante varias fechas existía la sensación cierta de que nos aproximábamos a un momento histórico del fútbol chileno, uno en el cual los dos equipos más populares del país se iban a enfrentar en un partido único que determinaría quién se mantenía en la máxima categoría del balompié nacional, llenando de épica al triunfador y de la vergüenza máxima al derrotado. Bueno, si bien todo eso todavía es posible, la probabilidad de que pasara disminuyó significativamente, lo que tiene 2 explicaciones:

  1. Tanto Colo Colo como U. de Chile subieron significativamente su rendimiento: en la última edición los albos llevaban 30 puntos en 29 partidos mientras que los azules llevaban 41, para rendimientos del 34,5% y 47,1% respectivamente. No obstante, en sus últimos 3 partidos ambos consiguieron 7 puntos de 9, mejorando mucho su rendimiento anual y subiendo varios escalones en las tablas anual y acumulada. Esto, claro, también fue posible gracias a que…
  2. Coquimbo y Curicó Unido bajaron mucho su rendimiento en el último tramo del torneo: en el último Todos a la B los piratas llevaban 27 puntos en 26 partidos para un 34,6% de rendimiento, mientras los torteros 42 en 29 partidos para un 48,28%. En sus 6 duelos siguientes los coquimbanos sacaron apenas 4 puntos, desperdiciando sus partidos pendientes (varios de ellos contra rivales directos como los mismos Colo Colo y U. de Chile) y distanciándose en el último lugar de la tabla anual; mientras tanto los albirrojos continuaron su negra racha sacando 0 puntos en sus últimos 3 partidos y siendo sobrepasado en la tabla de promedios por azules y serenenses.

En cualquier caso, para los que aún se ilusionan con el Superclásico por el descenso hay que decirles que no todo está perdido y que las condiciones para que se den (aunque deben cumplirse todas ellas) son las siguientes:

  •  Que U. de Chile sea sobrepasado en los promedios por La Serena y Curicó Unido a la vez (para esto los torteros deben derrotar a los estudiantiles en la fecha 33 y luego mantener la distancia en la última fecha, mientras los papayeros deben ganar uno de sus últimos 2 partidos).
  • Que Colo Colo no consiga sobrepasar a ningún otro equipo en la tabla anual (hoy a 2 fechas es superado por Audax, La Serena, U. de Concepción y Everton por diferencia de goles, 1, 3 y 3 puntos respectivamente).
  • Que Iquique resulte último tanto de la tabla anual como la tabla acumulada (para eso basta con que Coquimbo -que está a 3 puntos y tiene peor diferencia de gol- los sobrepase).

II. ¿QUIÉNES ESTÁN CONDENADOS? ¿TIENEN ALGUNA OPCIÓN DE SALVARSE?

Como venimos adelantando hace varias ediciones, Iquique y la Universidad de Concepción no tienen ninguna opción de evitar el descenso de manera directa y su mejor opción consiste en llegar al partido definitorio y salvarse ahí, mientras que Coquimbo Unido si bien matemáticamente aún tiene una mínima opción (necesita pasar a Iquique y a al menos uno de entre Audax y Colo Colo, a los que solo superaría por diferencia de goles), siendo realistas a lo más puede ilusionarse con el partido definitorio. Dado que el partido definitorio se juega entre apenas 2 equipos (?), podemos asegurar que mínimo uno de ellos, muy probablemente dos e incluso posiblemente los 3 (para lo que Iquique debería ser penúltimo en ambas tablas) descenderán de manera directa

Ya asumiendo que lo mejor a lo que pueden aspirar estos 3 equipos es al partido definitorio, revisemos qué es lo que necesitan para llegar a esa instancia:

  • DEPORTES IQUIQUE (último con 1.025 en la acumulada, penúltimo con 34 puntos en la anual): Debe quedar al menos penúltimo en la acumulada y antepenúltimo en la anual. Para lo primero necesita descontarle 4 puntos a la U. de Concepción en las 6 fechas que quedan, por lo que descendería directo en la fecha 33 si pierde o si saca el mismo resultado que la U. de Conce en dicha fecha. Si llegase a descontar esos puntos y sobrepasar a los del Campanil, también necesitará pasar en la tabla anual a al menos un equipo de entre Colo Colo, Audax Italiano, La Serena, Everton o la misma UdeC. En resumen, si los Dragones Celestes suman 4 puntos en los últimos 2 partidos solo tienen opción de salvarse si los estudiantiles (más Colo Colo o Audax) sacan 0 puntos en lo que queda. Si sacan los 6 puntos, necesitan que además la UdeC no gane ningún partido. VEREDICTO: B, de forma directa.
  • UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN (penúltimo con 1.075 en la acumulada, 13° con 40 puntos en la anual): Debe mantener la distancia de 4 puntos que mantiene con Iquique, lo que le bastará siempre y cuando los nortinos no sean últimos también en la anual (si eso pasa, los penquistas descenderán directo sin importar lo que hagan). Ya no tiene opción de ser penúltimo en ambas tablas. Irónicamente podría no convenirle ganar su partido de la fecha 33, ya que esto descendería automáticamente a Iquique con lo que los nortinos pierden el incentivo de no ser alcanzados por Coquimbo y si resultan últimos en ambas tablas, descienden a la UdeC(!). VEREDICTO: Jugarán el partido definitorio salvo sospechosa combinación de resultados.
  • COQUIMBO UNIDO (último con 31 puntos en la anual): Debe recortarle 3 puntos de distancia a Iquique, aunque considerando que tiene peor diferencia de gol deberíamos hablar de 4 puntos. Si sacan menos de 4 puntos no tienen prácticamente ninguna opción, con 4 necesitarán que Iquique no sume nada en lo que queda y si sacan 6 los Dragones Celestes los podrían dejar casi descendidos con apenas un triunfo. El problema adicional es que futbolísticamente pasan por un momento mucho peor que su rival directo. VEREDICTO: B, de forma directa.

Concluyendo, un escenario que puede darse en la fecha 33 es que la U. de Concepción gane su partido (sellando el descenso de Deportes Iquique) o bien Iquique gane el suyo (prácticamente sellando el descenso de Coquimbo), o ambos con lo que podríamos tener 0, 1 o 2 descendidos directos el Jueves.

III. ¿QUÉ PASA CON EL RESTO? ¿TIENEN OPCIÓN DE CAER?

Iremos por orden según los que la tabla nos indica están en mayor peligro:

  • EL EXTRAÑO CASO DE CURICÓ

Tal como en 2019, la escuadra curicana llevaba una correcta campaña hasta promediar el torneo, para luego caer inexplicablemente y complicarse con los puestos de descenso. Lo que en esa ocasión quedó inconcluso hoy puede volverse una realidad, aunque hay que aclarar que 1) Los torteros en el peor de los casos jugarían partido definitorio, y que 2) sólo podrían caer a esa instancia si Iquique resulta último en ambas tablas, por lo que un triunfo nortino (o una derrota de Coquimbo) los salva de todo. También se pueden salvar en cancha si le sacan 2 puntos de ventaja a la U. de Chile en las últimas 2 fechas (algo factible pensando que juegan entre sí) o si ganan un partido mientras La Serena no consigue ganar ninguno, pero viendo el presente futbolístico de los dirigidos por Martín Palermo parece que esa posibilidad es más remota (?). Con esto, todo indica que los curicanos serán hinchas de los Dragones Celestes en los partidos venideros, tal como hace unas fechas lo era la U.

  • COLO COLO Y AUDAX ITALIANO, CARRERA A DOS BANDAS

Tanto albos como verdes tienen los mismos puntos, partidos ganados y empatados, con lo que la única diferencia se da por la mejor diferencia de gol de los itálicos (lo que los está salvando de jugar la definición hasta ahora). Ambos están a un punto de evitar el último lugar, con lo que evitarían el descenso directo y solo correrían riesgo de caer al partido definitorio. La principal diferencia de las últimas fechas es que mientras Colo Colo buscará los puntos que le faltan ante equipos que pelean su clasificación a torneos internacionales, Audax lo hará ante equipos todavía complicados con el descenso. Hay pronóstico reservado entre ambos, que también se verían beneficiados si superan a algún rival que esté por sobre ellos en la tabla.

  • LA SERENA, A UN TRIUNFO

Tras una campaña llena de altibajos, los papayeros no han conseguido asegurarse la salvación por ninguna de las dos tablas a 2 fechas del final lo que los deja en una situación complicada, pudiendo caer al partido definitorio por la tabla acumulada siendo antepenúltimo (siempre y cuando Iquique también sea último en la anual) o bien por la tabla anual siendo penúltimo o antepenúltimo. Al mismo tiempo, la escuadra dirigida por Miguel Ponce es una de las pocas de este grupo que depende de sí misma, y con un triunfo se salva matemáticamente en ambas tablas. ¿Lo lograrán? Hasta entonces, su baza más segura es que Iquique gane lo suficiente para no ser el último del año, lo que aseguraría a los serenenses la salvación si puede mantenerse por sobre 2 equipos (sin contar a Iquique) en la tabla anual.

  • UNIVERSIDAD DE CHILE, A UN TRIUNFO

Tras 4 fechas sin ganar, los azules mejoraron significativamente su posición y están -tal como La Serena- dependiendo de sí mismos, a 3 puntos de la línea de flotación. Si el triunfo llega en la fecha 33 ante Curicó, la salvación será automática. Si no lo logran, deberán esperar a la última fecha para obtener los puntos restantes o bien esperar otros resultados (que Coquimbo no supere a Iquique, que Curicó no gane o que La Serena no gane ninguno de sus últimos 2 juegos).

  • EVERTON, CASI CASI CASI SALVADO

Moviéndose casi todo el torneo al borde de la línea de flotación (mismo escenario en que terminó el torneo 2019), el conjunto ruletero está a 1 punto de salvarse de todo con 2 fechas por jugar. Si no lo lograra, solo podría jugar el partido definitorio por lo que habría que ver si consiguen evitar:

  1. Ser el antepenúltimo de la tabla acumulada con Iquique último: Sucedería si Curicó gana sus 2 partidos, U. de Chile uno y La Serena al menos uno (además de los iquiqueños ser colistas, por supuesto). En dicho caso su rival en el partido definitorio sería Coquimbo.
  2. Ser el penúltimo de la tabla anual (o antepenúltimo con Iquique último o penúltimo): Sucedería si Colo Colo, Audax y La Serena (e Iquique) lo sobrepasan en la tabla en las últimas 2 fechas. En dicho caso su rival en el partido definitorio podría ser U. de Concepción, Curicó o U. de Chile.

Con todo, parece que los oro y cielo se unirán a la cada vez mayor hinchada iquiqueña itinerante (?)

TLDR: ¿QUÉ PASARÁ?

  • De entre Iquique, Coquimbo y la U. de Concepción saldrán con toda seguridad mínimo 1 (y máximo 3) de los descensos directos, más probablemente 2 descensos directos (dragones y piratas) y un participante del partido definitorio (estudiantiles).
  • De los otros 6 equipos en la pelea solo 2 (Colo Colo y Audax) aún tienen algún riesgo de descenso directo, aunque con 1 punto más solo arriesgarían partido definitorio. De los otros 4 equipos Curicó necesita 6 puntos para no depender de nadie, la U y La Serena 3 puntos y Everton solo uno.
  • Si Iquique ya no puede ser sobrepasado por Coquimbo, se salvan automáticamente Curicó Unido y U. de Chile, queda virtualmente salvado Everton y quedan a 2 puntos de la salvación La Serena y U. de Concepción. Nadie hincha por Coquimbo (?)

CONCLUSIÓN: ¿ANDUVO BIEN LA TABLA INVERTIDA DE 1.200 PARA PREDECIR LOS DESCENSOS?

A riesgo de #Autobombo diría que sí: a la fecha los 41 puntos (que aseguran el 1.200 de promedio) parecen ser la salvación para todos los equipos que aún no lo han logrado mientras que todos los equipos que están por debajo del promedio siguen en la pelea por el descenso, y los equipos que están por encima se han salvado con excepción de la U. de Chile (que solo sigue en riesgo por la acumulada, donde lleva exactamente 1.200) y de Everton (que está a 1 punto de salvarse, estando al borde del 1.200 en ambos torneos). Una interrogante puede darse con el caso de Curicó que aparece en gran peligro pese a que técnicamente podría salvarse sin necesidad de obtener ningún otro punto (basta con que Iquique no sea último en la anual), por lo que podría usarse como comparativo la tabla con el promedio en 1.150 (40 puntos):

No obstante, como podrán observar en esta tabla, tanto Everton como U. de Chile aparecen como “salvados” pese a que matemáticamente siguen con opciones de jugar el partido definitorio por lo que los 1.150 de promedio como línea de flotación técnicamente todavía no nos sirven.

Muchas gracias por su atención y por haber seguido esta sección para conseguir desenredar el enredo que fueron los descensos en este torneo, esperamos volver para más líos ininteligibles que nos deparará nuestro querido Plan Vital en el futuro (?).