Campeonato Nacional 2020 – Todos a la B. Edición Especial

1423 0

Empiezan a disputarse los partidos pendientes del Campeonato Nacional 2020 y nuestro Phd en Ascensorismo, Nilton Nillas, nos trae una edición especial de Todos a la B, para que queden peritos(?) en los promedios y lo que se viene a fines de enero y febrero de 2021. En el caso de que quieran revisar el post original, pueden verlo aquí. Para ver la serie de post, pueden verla aquí.

RECAPITULACIÓN

Realizando un breve resumen por los puntos más importantes:
Descienden el último de la tabla anual, y el último de los promedios entre los torneos 2019 (pondera 60%) y 2020 (pondera 40%). Los penúltimos de ambas tablas (o antepenúltimo si se repite algún equipo, tomando como prioridad la tabla anual) juegan una serie de definición para ver quién es el tercer descendido.
La “línea de flotación” de los promedios es 1.200, lo que se traduce en 41 puntos en los 34 partidos de la tabla anual. Si los equipos logran 41 puntos al final del torneo y 1.200 de promedio acumulando ambos torneos, están salvados.

Podemos dividir los equipos del torneo Planvital en 3 grupos:

  1. Los recién ascendidos Wanderers y La Serena, los cuales no “heredan” la campaña 2019 por lo tanto al lograr 41 puntos también cumplen con el objetivo del promedio.
  2. Los equipos que no alcanzaron 1.200 de promedio en el torneo 2019 y por lo tanto deben conseguir más que 41 puntos para salvarse este torneo: Antofagasta (necesita 45 puntos), Curicó (47), Iquique (51), U. de Chile (51) y U. de Concepción (54).
  3. Los 11 equipos restantes que sí lo lograron y por lo tanto con 41 puntos este torneo están libres de cualquier peligro.

En base a esto armamos una tabla “invertida”, que muestra cuántos puntos le faltan a cada equipo para asegurar su propia salvación. Mientras más puntos le falten a un equipo y menos le queden por disputar, más complicado estará con el descenso. La tabla de fin de año 2020, tras los resultados de los 9 partidos de la fecha 31 que se pudieron jugar y con 13(!) partidos pendientes es la siguiente:

Como pueden ver tras varios partidos solo cambió la posición de Colo Colo y Coquimbo en la anual. En este momento están descendiendo Coquimbo Unido (27 puntos, último en la tabla anual) y Deportes Iquique (último en los promedios con 1.000 entre ambos torneos), con Colo Colo (30, antepenúltimo en la tabla anual pero que queda en zona de partido definitorio por el descenso de Iquique) y Universidad de Concepción (1.052, penúltimo en los promedios) jugando la definición por el tercer descenso. No obstante, hay que considerar que los piratas tienen 5 partidos pendientes mientras que los iquiqueños tienen 3 y los albos 2, por lo que este escenario podría cambiar cuando se pongan al día.

Para ayudarlos a entender rápidamente la tabla, la columna “Les Faltan” (sexta de izquierda a derecha) indica cuántos puntos le faltan a un equipo para llegar a la línea de flotación de 1.200 (o 40% de rendimiento en la tabla respectiva) y en consecuencia salvarse. Estamos en condiciones de asegurar con un 99,9% (?) que quienes lo logren no descenderán ni irán al partido definitorio, pero para quienes no lo logren todavía no está todo perdido debido a que un rival podría superarlo en nefastez y terminar salvándolo (de hecho, en este momento La Serena y Audax están salvándose de todo con un rendimiento levemente menor a lo que necesitan).

Adicionalmente, para los equipos que estén complicados con la tabla acumulada, esta tabla también les indica cuánto les falta para poner a otro equipo complicado entre el descenso y ellos. Por ejemplo, a la U. de Chile le faltan 10 puntos en 15 fechas para alcanzar el puntaje que los salvaría, pero también pueden mejorar su opción si consigue sobrepasar (ojo, no alcanzar) a otro de los equipos complicados con el promedio (en rigor, todos los que tienen menos de 1.300 en este momento más Cobresal que está a punto de salvarse matemáticamente de caer por la acumulada) como por ejemplo Curicó (al que necesita descontarle 6 puntos), Everton (10) y Antofagasta (10). Si no lo logra, solo le quedaría prenderle velas a Iquique y U. de Concepción (?). Esto lo veremos un poco más claramente más adelante.

EL ENREDO DE IQUIQUE

Con esa camiseta #orrivle es más difícil salvarse

Hemos hablado hasta el hartazgo de cuán complicados están los Dragones Celestes. A esta altura y tras obtener 53 puntos en los 53 partidos correspondientes a los torneos de 2019 y 2020, podemos decir que dependen casi de un milagro y que incluso llegar a jugar el partido definitorio sería para salir a tirar cohetes a Cavancha. En lo concreto, las opciones para Iquique de zafar por promedios dependen de lo siguiente:

Quedar a menos de 3 puntos de la U. de Concepción en la tabla anual (hoy está a 9 con 3 partidos más por jugar).
Obtener más puntos que la U. de Chile en la tabla anual (hoy está a 13 con 1 partido más por jugar).
Superar en promedio a La Serena, para lo que necesita obtener 9 puntos más 3 adicionales por cada punto que consigan los papayeros (que tienen 2 partidos menos por jugar).

Si consiguen cumplir al menos 2 de estas 3 condiciones al final del torneo y además superan a 2 equipos en la tabla anual, entonces Iquique se salva de todo. Si no cumplen ninguna (o cumplen solo una pero no logran superar a 2 equipos en la tabla anual), descenderán directo. Cualquier combinación entre medio los enviaría a un partido definitorio. Los nortinos deben visitar a la U. de Chile (uno de sus rivales directos), luego a Unión Calera, posteriormente recibir a Coquimbo y si tras esto siguen con vida recibir a Colo Colo, visitar a Audax Italiano y cerrar su campaña con Santiago Wanderers en el Tierra de Campeones.

¿Qué implica un eventual descenso directo iquiqueño? Si solo lo hace por los promedios o tabla acumulada que es lo que está ocurriendo hasta ahora, implicaría que su posición en la tabla anual no se cuenta para la repartición(?) de cupos para la B, por lo que la máxima influencia que tendría es forzar al antepenúltimo a ir al partido definitorio en su lugar (en este caso Colo Colo). El tema es que si además desciende directo por la tabla 2020, “salta” de tabla y su posición en la acumulada no se contaría, con lo que el penúltimo (hoy U. de Concepción) descendería directo en lugar de jugar la promoción y el antepenúltimo (hoy U. de Chile) jugaría la promoción en vez de salvarse de todo. Para que se dé ese salto lo único que se necesita es que Coquimbo supere a los dragones celestes en la tabla de posiciones, y hoy están a apenas un punto con 2 partidos más por jugar.

ESCAPANDO DEL PROMEDIO

La situación anterior de Iquique implica que muchos equipos están buscando no solo huir de los 2 últimos lugares del promedio, sino que también del antepenúltimo lugar. Sacando a los 8 equipos matemáticamente salvados del promedio, más Coquimbo y Cobresal que en caso de descender lo harán por la tabla anual antes que por promedios, los 8 equipos que aún tienen alguna opción de bajar por la tabla acumulada son:

Ya revisado Iquique, vemos el caso de los que siguen:

Universidad de Concepción: En corto, está casi tan cagado como Iquique. Su puntaje en este torneo no ha sido tan malo (de hecho está en el borde de los 1.200 si contamos solo la tabla anual), pero su desastroso 2019 y los pocos partidos que le quedan para cambiar su suerte los tienen casi sin opción de zafar del partido definitorio, y más encima todavía no completamente salvado en la tabla anual. Los hitos relevantes para el Campanil son:
Quedar 3 puntos o más por sobre Iquique en la tabla anual (hoy le lleva 9 con 3 partidos menos por jugar).
Quedar 3 puntos o más por sobre U. de Chile en la tabla anual (hoy está a 4 con 2 partidos menos por jugar).
Superar en promedio a La Serena, para lo que necesita obtener 3 puntos más 3 adicionales por cada punto que consigan los papayeros (que tienen 1 partido más por jugar).
Si cumplen estas 3 condiciones, se salvarán de todo; si cumplen 2 se salvan de todo siempre y cuando ni Iquique ni U. de Chile son últimos en la tabla anual (en dicho caso jugarán el partido definitorio); si cumplen 1 jugarán el partido definitorio si el equipo al que superaron no es último en la tabla anual (en dicho caso descienden directo); si no cumplen ninguna descenderán directo. Sus últimos 3 duelos son recibiendo a Coquimbo, visitando a Wanderers y por último recibiendo en el Ester Roa Rebolledo a Universidad Católica.

 

Universidad de Chile: En mitad del pelotón, parece muy difícil que los de atrás lo pillen así como es muy difícil que pille a los que van adelante por lo que, salvo una rareza, su suerte va atada a la de Iquique. Sus hitos relevantes son:
Superar a Iquique en la tabla anual (hoy le lleva 13 puntos con 1 partido menos por jugar).
Sacar mínimo 2 puntos menos que U. de Conce en la tabla anual (hoy le lleva 4 puntos con 2 partidos más por jugar).
Superar en promedio a La Serena, para lo que necesita obtener 1 punto más 3 adicionales por cada punto que consigan los papayeros (que tienen 1 partido menos por jugar). Si La Serena obtiene menos de 2 puntos en lo que queda esta condición se cumple automáticamente.
Quedar 5 puntos o más por sobre Curicó en la tabla anual (hoy está a 1 punto).
Quedar 7 puntos o más por sobre Antofagasta en la tabla anual (hoy está a 3 puntos con 2 partidos más por jugar).
Quedar 11 puntos o más por sobre Everton en la tabla anual (hoy le lleva 1 punto con 2 partidos más por jugar).
Superar en promedio a Wanderers, para lo que necesita obtener 9 puntos más 3 adicionales por cada punto que consigan los caturros (que tienen 2 partidos menos por jugar).

 

 

 

Si cumplen 3 de estas condiciones, se salvan de todo; si cumplen 2 se salvan de todo si ninguno de los equipos superados son últimos en la tabla anual (en dicho caso jugarán el partido definitorio); si cumplen 1 jugarán el partido definitorio si el equipo superado no es último en la tabla anual (en dicho caso descienden directo); si no cumplen ninguna descienden directo. Los azules recuperarán partidos recibiendo a Iquique y visitando a Coquimbo, para luego jugarse las 3 fechas finales recibiendo a Unión Española, visitando a Curicó y cerrando en el Nacional frente a Antofagasta.

 

La Serena: Una montaña rusa ha sido el devenir del conjunto papayero en su retorno a la A. Partió de forma desastrosa, repuntó de forma espectacular en el segundo tercio del torneo y parece quedarse sin bencina justo en la recta final acumulando ya 5 partidos sin ganar. A los dirigidos por Miguel Ponce les quedan 4 duelos (recibir a Curicó y U. Católica, visitar a Unión Española y terminar con Audax Italiano en La Portada) sabiendo que con 9 puntos no dependen de nadie, con más de 3 y menos de 9 dependerán de las campañas de la U. de Chile y Curicó (aunque si ni Iquique ni la U. de Conce son últimos, zafarán de todo) y si sacan menos de eso rezarán para que a nortinos y penquistas les vaya mal pero no tan mal como para ser últimos(?). Un resumen de la situación papayera vs. sus rivales por el promedio se ve en el siguiente cuadro:

Para colmo, los serenenses no pueden darse el lujo de descuidarse en la tabla anual, donde apenas llevan 5 puntos de ventaja al equipo que está jugando el partido definitorio por el descenso. Con 6 puntos en lo que queda sería rarísimo que no zafaran de todo.

Curicó Unido: Los dirigidos por Martín Palermo ya huelen la salvación, pero una mala racha de apenas un triunfo en las últimas 8 fechas los ha complicado más de la cuenta. Aún así, el hecho de que no puedan ser pillados por Iquique ni U. de Conce los pone en una situación algo más tranquila. Solo estarían en problemas si uno de estos 2 equipos resulta colista de la tabla anual, ante lo cual deben preocuparse de que la U. de Chile no les saque 5 puntos o más en la tabla anual o en último caso de que La Serena saque menos de 4 puntos en lo que le queda (si los saca, los torteros deben sacar 2 puntos más 3 puntos adicionales por cada punto extra que consiga La Serena). En sus partidos pendientes visitan a La Serena y reciben a la Unión Española para luego recibir a Wanderers y Universidad de Chile y cerrar su campeonato visitando el Nicolás Chahuán para hacer frente a Unión La Calera.

Everton y Antofagasta: Están virtualmente salvados. Solo corren peligro si U. de Conce o Iquique salen últimos y simultáneamente la U. de Chile, Curicó y La Serena (que más encima se enfrentan entre sí) realizan campañas fenomenales al mismo tiempo de que ellos se desmoronen. Con 2 puntos en lo que queda (los ruleteros reciben a Palestino, visitan a Coquimbo y reciben a Huachipato; los pumas visitan a Calera, reciben a O’higgins y cierran con la U en el Nacional) zafan de todo peligro.

Wanderers: Está virtualmente salvado. Solo corre peligro si U. de Conce o Iquique salen últimos y simultáneamente la U. de Chile, Curicó y La Serena (que más encima se enfrentan entre sí) realizan campañas fenomenales al mismo tiempo de que los caturros se desmoronen. Con 2 puntos en lo que queda (visitan a Curicó, reciben a la U. de Conce y cierran el torneo visitando a Iquique) zafan de todo peligro, escenario que más o menos se repite en la tabla anual. Un resumen de la situación porteña vs. la de sus rivales se ve en el siguiente cuadro:

LA TABLA ANUAL

Este análisis es mucho más directo: último desciende, penúltimo va al partido definitorio a no ser que:

  1. Este también sea el último de la tabla acumulada (en ese caso, el antepenúltimo va a la definición).
  2. Este también sea el penúltimo de la tabla acumulada (en ese caso, ese equipo desciende directo y no hay definición).

Los complicados aquí, en orden de urgimiento(?) y sin mencionar a los ya detallados antes, son:

Coquimbo Unido: Con 27 puntos en 26 partidos jugados, la campaña pirata ha sido la peor del torneo en algo definitivamente influido por la carga física que le significó llegar a instancias finales en la Copa Sudamericana. Como sea, hoy tienen la “ventaja” de contar con más partidos pendientes que el resto, lo que les permitiría mejorar drásticamente su posición en la tabla en caso de agarrar una racha. Los piratas visitan a Colo Colo y Unión Española, reciben a la U. de Chile, visitan a Iquique, reciben a Cobresal y ahí recién están al día(!) para en las últimas fechas visitar a la U. de Concepción, recibir a Everton y cerrar el torneo ante Palestino en La Cisterna. Si pasan a 2, zafan de todo.

Colo Colo: Con 30 puntos en 29 partidos, cumplen una de las peores campañas de su historia. En cualquier caso, pueden evitar el descenso directo siempre y cuando mantengan a piratas y/o nortinos detrás suyo en la tabla y pueden zafar del partido definitorio si consiguen alcanzar al resto del pelotón en los partidos que les quedan. Recuperan partidos con Coquimbo y Calera en casa para luego en las fechas finales visitar a Iquique, recibir a Cobresal y terminar visitando a O’Higgins en El Teniente.

Audax Italiano: Con 36 puntos en 31 partidos, los audinos son uno de los equipos más expuestos ante una eventual recuperación de albos, iquiqueños, serenenses y coquimbanos, que podrían alcanzarlos y pasarlos tras recuperar sus partidos pendientes. No obstante, el hecho de que juegan partidos entre ellos puede hacer que se neutralicen entre sí y proteger su posición en la tabla, donde con 2 triunfos en lo que quede no debería depender de nadie. Los dirigidos por Meneghini cierran el torneo visitando a O’Higgins, recibiendo a Iquique y visitando en La Portada a La Serena en un partido de última fecha que podría llegar a ser clave.

Cobresal: Con 36 puntos en 29 partidos, el elenco minero está en una posición un poco mejor que la de Audax en tanto también necesita 2 triunfos para salvarse pero tiene 2 partidos pendientes (ante Calera en casa y Coquimbo Unido de visita) que le dan algo más de margen. El equipo de Gustavo Huerta recibirá en las fechas finales a Huachipato, visitará a Colo Colo en un duelo que puede ser decisivo y terminará recibiendo a la Unión Española en el estadio El Cobre.

O’Higgins: A pocos puntos de salvarse de todo, con 4 y 3 duelos por jugar respectivamente. Los rancagüinos reciben a Católica y a Audax Italiano, visitan a Antofagasta y terminan su participación recibiendo a Colo Colo; en tanto, los acereros visitan a Cobresal, reciben a Palestino y cierran su participación frente a Everton en el estadio Sausalito.

PARTIDOS PENDIENTES: ¿LE CONVIENE A ALGUIEN DEJARSE PERDER?

¿Profe, y salgo con todo para ganar o no?

Este fin de semana se juegan cuatro partidos pendientes que podrían ser claves para la definición por el descenso, 3 de los cuales son entre rivales directos. No son los únicos partidos claves por recuperar (de hecho Coquimbo recuperará partidos con la U, Iquique y Cobresal(!)) pero en esta ocasión nos enfocaremos en estos duelos:

Colo Colo vs. Coquimbo Unido – duelo de necesitados en el Monumental, donde el ganador dará un salto gigante en sus aspiraciones por mantenerse en primera mientras el perdedor quedará complicadísimo, especialmente si es el elenco local que tiene menos partidos por delante. El empate dejaría las cosas más o menos como están ahora, pero parece mejor resultado para el elenco pirata. Ojo que si gana la visita Iquique pasaría a ser transitoriamente colista de la tabla anual, con lo que la U. de Concepción pasaría a descender directo y la U. de Chile a jugar el partido definitorio contra Colo Colo (!).

Cobresal vs. Unión La Calera – partido con poca historia, local necesita ganar para acercarse a asegurar la permanencia, la visita necesita ganar para no perderle pisada al puntero.

La Serena vs. Curicó Unido – duelo de comprometidos con el promedio, ambos buscarán ganar aunque el empate parece mejor para la visita ya que mantiene al local por debajo suyo con un partido extra pendiente y a un partido menos del final. Además, un empate o derrota papayera los dejará transitoriamente en el antepenúltimo lugar, tomando el lugar de la U. de Chile en el partido definitorio en el caso de que Coquimbo hubiera ganado en el Monumental.

U. de Chile vs. Iquique – duelo de necesitados donde la suerte del local puede estar atada a la de la visita. Se ha especulado mucho con la posibilidad de que en este partido a los azules les podría convenir dejarse perder de manera de alejar a Iquique del fondo de la tabla anual y así reducir la posibilidad de jugar un partido definitorio. No obstante, a dos días del partido esa no pareciera ser tan claramente la mejor opción del cuadro universitario (que igualmente jugará conociendo los resultados de sus rivales y pudiendo hacer cálculos): perder significarían 3 puntos extra para que Iquique se salve de ser colista en la tabla anual, pero con varios partidos pendientes por jugar todavía no hay nada que permita asegurar que esa diferencia sería decisiva y por otro lado, ganar podría permitirle a los dirigidos por Dudamel recortar distancia decisiva ante La Serena o Curicó por los promedios (de ahí la importancia que jueguen primero). En resumen, mientras ganar implica para la U jugársela por la opción que depende de ellos mismos, perder si bien ayuda a la suerte implica pasar directamente a depender de otros. Lo que sí es más claro es que el empate no le sirve a nadie, por lo que en el caso de que queden pocos minutos y se mantenga la igualdad los equipos podrían ir por un antipacto de Lima(?) y quemar sus naves en búsqueda del triunfo sin temer gran cosa (aunque sí aclarar que si Iquique pierde y La Serena ganó más temprano los dragones celestes podrían aspirar máximo al partido definitorio). En definitiva, no se puede deducir nada(?).

TL:DR

Iquique depende de un milagro; la U de Conce está apenas marginalmente menos cagada. En la tabla anual el duelo por el descenso directo y el partido definitorio parece estar entre Colo Colo y Coquimbo (y en menor medida Audax y La Serena) que más encima juegan entre sí el Sábado, y si Iquique termina de hundirse “saltará de tabla” y en la acumulada se pondrá al rojo el duelo entre la U. de Chile y La Serena o Curicó (que más encima juegan entre sí el Domingo) por el antepenúltimo lugar que condenaría al partido definitorio.

Gracias por su atención y esperamos estar realizando la última edición de esta sección a principios de Febrero.