5 reflexiones que dejó la fecha 14 del Torneo de Primera División

547 0

Nos acercamos al Ecuador (?) de la Chilean Premier League y los devenires en las canchas locales siguen dándonos motivos para reir y sobre todo, reflexionar. Tal vez eso último sea al revés.

1. Everton vs Wanderers of the Chilean Premier League

El nuevo clásico de la V región en la previa ya venía con cierto hype. De partida, se trató del número 100 de la historia y el primero en la máxima categoría después de tres años. Luego, estaba la alianza estratégica entre Everton de Viña del Mar y Everton de Liverpool, que terminó en situación tan insólitas como Ancelotti posando con la bufanda del Eforé. Todo muy surreal (?)

Y así las cosas, el partido como tal no defraudó y tuvo de todo, para asombro de los hinchas ingleses que estuvieron siguiéndolo tanto en el Zoom con los hinchas del CDF como en los foros de los toffees. Everton hizo de todo para ganar y eso incluyó sacar de sus casillas al Cheíto Ramírez con el recogepelotas aquel sentao de pana que más que ayudar a la fluidez del juego, fue a vacacionar al estadio.

Pero una cosa es tener todo a favor para ganar y otra distinta es concretarlo. La ventaja de 2 a 0 fue merecida para los locales, pero no contaban con la performance de Herrera, al que mufamos la semana pasada alabando su decisión de patear un penal cuando el resto de sus compañeros se los perdía: primero, el portero falló su tiro desde los 12 pasos (bien atajado por Viana) y luego tuvo una poco plástica reacción en tiro de Carlos Rotondi, quien reconocería en el post partido que fue un centro que salió al arco.

Wanderers, por su parte, demostró bastante pundonor para empatar el resultado pese a la desventaja inicial y a la falta del hombre que empuja los goles con el pene. Miguel Ramírez parece haber encontrado un funcionamiento interesante, lo que les ha permitido sacar puntos suficientes para escapar de la zona baja y respirar relativamente tranquilos respecto a lo que ocurre en las tablas del descenso.

A modo de cierre, cabe mencionar que el partido se exportó a Inglaterra y si bien los hinchas ingleses no pudieron celebrar un triunfo de su equipo (?), al menos el espectáculo fue entretenido para el espectador neutral y dejó perlitas varias como el trote de jugador amateur de Herrera luego de perder el penal o la horrible forma en que Wanderers intentó contraatacar en esa misma jugada. Perlitas de la liga chilena.

2. La farra

Unión La Calera ganó su partido frente a Palestino y se mantuvo firme en los puestos de avanzada; lleva tres victorias al hilo y le recortó dos puntos a la UC, que apenas empató de local frente a la U. de Conce (sobre eso, más abajo). ¿El problema? El análisis del partido dice que los cementeros apenas pudieron anotarle sobre el final a un rival que jugó desde el minuto 34 con 10 y desde el 54 con solo 9 jugadores en campo.

No es que Palestino sea un equipo horrible ni nada de eso, sino al contrario: gracias a su buen funcionamiento de equipo pudieron aguantar hasta el final sin que les cayera un saco de goles. Pero por otra parte, haber logrado ganar casi por cansancio no habla muy bien de un equipo que, por puntaje y posición en la tabla, es de los pocos que podría pelearle el campeonato a la Universidad Católica. Lo “normal” en estos casos sería que el equipo con más puntos, mejor juego y más hombres en cancha no tenga que sufrir lo indecible para conseguir el triunfo frente a 9, pero al final todo terminó bastante equilibrado e incluso, los árabes tuvieron unas cuantas chances de empatar hacia el final, con todo lo que significa estar con dos menos en la cancha.

A la larga, son tres puntos ganados para los rojos y eso es lo que importa, pero dado el paupérrimo nivel del campeonato estas situaciones siempre son cuestionables.

3. Un equipo normal sin Chapitán

El flamante puntero y aspirante al tricampeonato recibió en San Carlos a uno de los que están peleando en la tabla del descenso. En la previa, se podía pensar que Universidad Católica no iba a tener demasiados problemas para ganar, considerando cómo viene funcionando el equipo en general, pero lo cierto es que todo terminó en empate y a la UC le costó un mundo siquiera empatar el partido, luego de empezar perdiendo gracias a un raro (?) despiste de Magnasco.

El empate 1 a 1 se puede explicar por el buen funcionamiento de la visita, que incluso sin su punta de lanza Cecilio Waterman tuvo por varios momentos a maltraer al equipo cruzado. Por otra parte, el equipo del profesor Holan pareció notar en demasía la ausencia del Chapa Fuenzalida, un tipo que bien se puede decir que marca diferencias tanto cuando está como cuando no. El sábado, la Católica pareció un equipo lento, de poca sorpresa y si a eso se le suman decisiones tan extrañas como Diego Valencia de interior por izquierda, el resultado final entonces es menos sorpresivo.

Como comentario al margen, es hasta gracioso ver como el Chapa Fuenzalida vuela como Cafú en las canchas locales y en el Centenario frente a Uruguay pareció un jugador normalito.

4. Se mueve la zona baja

El reciente fin de semana trajo movimientos dentro del campo y fuera del mismo para los equipos que están luchando por salir de la zona roja del certamen. El primero de ellos ocurrió en el duelo que abrió la fecha, cuando la larga agonía de Patricio Graff al mando de O’Higgins llegó a su fin después de caer por enésima vez en El Teniente, esta vez ante Cobresal. Están tan meados de perro en Rancagua, que Ramón Fernández desperdició un penal que pudo significar el empate transitorio. Y hablando de canes, muerto don Graf ¿acabará la rabia en la sexta región?

Mientras los rancagüinos se cortan los cocos, sus rivales sumaron puntitos claves. Uno de ellos fue Deportes Iquique, que de forma inexplicable (?) volvió al triunfo a costa de un Audax Italiano que no está dando pie con bola en este retorno a la actividad y vieron como los Dragones Celestes les dieron vuelta el partido en el norte. Además de los nortinos, el Campanil y Colocolito rescataron un puntito en sus respectivas visitas. De los penquistas ya hablamos, mientras que el Cacique sufrió lo insufrible (?) para no venirse derrotados desde la cuarta región, en el debut de Gustavo Quinteros. A pesar de hacer de todo para perder, con ordinariez de Miguel Pinto mediante, finalmente la cantera salió al rescate y el noble Luciano Arriagada anotó el empate in extremis, aprovechando la pajera reacción del meta Cano.

El otro elenco de la zona baja, Deportes La Serena, recibió una goleada propinada por la Aplanadora Azul, que luego de hacerse los malos durante la primera mitad arrasaron con el pobre elenco papaya que no está viendo una, y que más encima vio como le crack mundial Humberto Suazo desperdició un penal que pudo decorar algo el marcador. Directo al desastre los granates.

5. Un partido de mierda

Acereros y Pumas nos regalaron un bodriazo, que solo es comentable como excusa para publicar esta genialidad que nunca aburre a diferencia del partido de mierda que vimos.

Nota del autor: Las reflexiones publicadas en esta nota no son todas de responsabilidad del autor jijiji.