5 reflexiones que dejó la fecha 13 del Torneo de Primera División

889 0

Ya es una tradición: se acaba una fecha y al día siguiente, llega el resumen de lo más importante/destacado de la ídem. Esta semana tenemos goles de arquero, entrenadores despedidos y laterales de la Universidad de Chile dando lástima. Lo último no es novedad.

1. Herrera, de blooper a goleador

En cierto momento del Everton-Curicó del fin de semana pasado, los viñamarinos estuvieron ganando por la mínima con gol de penal de Johnny Herrera. Más allá de tratarse de un gol de portero, esto no es demasiado extraño en el caso del samurai azul, que a lo largo de su carrera ha pateado penales que incluso podrían ser más trascendentes que este; como por ejemplo, en una definición final frente a Cobreloa.

Consumado el triunfo evertoniano, Herrera aprovechó de dejar un recado a sus compañeros: “Habíamos perdido varios penales así que nada, alguien tenía que hacerse cargo”. Lo anterior es una demostración del carácter del portero, que ha mostrado liderazgo en todos los equipos que ha jugado y el cierre de su carrera no está siendo la excepción. Por lo demás, su rendimiento está siendo muy bueno (con excepción del blooper de la semana pasada) y frente a Curicó lo demostró no solo anotando un penal sino con atajadas que sostuvieron a Everton en su peor momento. Tal vez el 2019 de Herrera en la U haya sido solo un tropiezo.

2. Fin del camino para Bozán y Jara

La fecha 13 tuvo a dos entrenadores dirigiendo sus últimos partidos: Francisco Bozán en La Serena y Gualberto Jara en Colo Colo. Ambos fueron cesados de su cargo sin haber completado ni siquiera la mitad del torneo, lo cual parece lógico considerando los resultados de ambos y su posición en la tabla.

Ahora, es cierto que sus casos tienen un origen diferente -Jara comenzó como interino y ahora regresa a las inferiores- pero finalmente los paralelos son evidentes: La Serena y Colo Colo están en los últimos lugares en todas las tablas y los equipos no juegan a nada que haga pensar que van a salir de ahí, más allá de las diferencias de jerarquía de cada plantel. Ambos equipos parecen incapaces de remontar un resultado o siquiera ganar un partido y eso, considerando el nivel promedio del torneo nacional, ya es mucho decir.

Todavía queda tiempo para que La Serena y Colo Colo enmienden el rumbo, aunque da la impresión de que los problemas que tienen van más allá de resolverse con un cambio de técnico o una gestión distinta de plantel.

3. Wanderers se recupera

De los cinco partidos que ha ganado Wanderers en todo el torneo, cuatro han sido desde el regreso del torneo en agosto. Y un par de ellos ha sido a equipos de la parte baja de la tabla, rivales directos si se quiere -Colo Colo e Iquique-. La situación de los porteños, sin estar libres de lo peor aún, está siendo mucho más tranquila si se considera que como equipo recién ascendido, todo punto conseguido pondera x1 en la tabla acumulada del descenso y eso implica que sumar ya sea de a uno o de a tres les viene siempre bien.

Pero más allá del puntaje, lo de Wanderers es un repunte que no parece casualidad y contrasta absolutamente del otro recién ascendido mencionado más arriba en este artículo. El equipo de Cheíto Ramírez está teniendo un rendimiento interesante de jugadores generalmente sospechosos, como Bernardo Cerezo, Sebastián Ubilla o el mismo Enzo Gutiérrez, lo cual anticipa un interesante clásico de la quinta región. Si Wanderers sigue así, no debería tener muchos problemas para escapar del descenso.

4. Una de Cal y una de Arena

Si la semana pasada elogiamos al O’Higgins de Don Graff por el partidazo realizado en el Ester Roa de la ciudad de Concepción, hoy toca tratarlos de malos culiaos comentar el ordinario rendimiento que mostraron ante Coquimbo Unido, quienes los golearon sin contemplaciones. Pánico escénico es el que sufren los rancagüinos cuando juegan en su estadio, ya que hace eones que no consiguen ganar en el gramado de El Teniente de Rancagua, o quizá solo echan de menos a su público (?).

En un nuevo partido de “6 puntos”, clave en lo que será la futura lucha por el descenso, el renovado elenco pirata dirigido por el fake Coto Sierra fue un vendaval la primera mitad, yéndose con 3 goles de ventaja y un jugador más, gracias a la expulsión de Paulo Magalhaes en su rival. Cuando todo hacía presagiar lo peor para los locales, Jota Jota salió bastante más precavido en el segundo lapso, dándole algo de vida a los celestes que pudieron descontar. Pero los aurinegros no estaban para sorpresas y en un rápido contragolpe Rubén Farfán anotó su segundo personal y la lápida del encuentro. ¿Seguirá en su cargo Patricio Graff?

5. Paseo Católico

Una nueva versión del clásico universitario mostró las abismales diferencias entre un equipo que se ha acostumbrado a campeonar y otro que lo salvaron del descenso por secretaría el año pasado y ahora busca sumar puntos para subir en los promedios, tarea que ya tienen más o menos encaminada. Si bien el marcador de 3 a 0 es decidor, lo que sucedió dentro del terreno fue mucho peor (?) para los azules, ya que no fueron competencia para la Saludoneta (????) que va derechito por el tricampeonato.

El pobre Jean Beausejour va a soñar durante toda la semana con la rubia cabellera del Chapa Fuenzalida, quien se aburrió de dejarlo en ridículo; en su defensa, digamos que por la otra banda Matías Rodríguez no lo hizo mucho mejor. Finalmente dos penales (!!) bien cobrados para que no lloren y un golazo de contragolpe coronado por SAN PEDRI dejaron los tres puntos en la precordillera, mientras que en los laicos sigue sumando la cuenta de clásicos sin ganar y dando penita.