5 reflexiones que dejó la Fecha 6 del Torneo de Primera División

1533 0

Terminada la fecha 6 del campeonato de Primera División 2020, continuamos con los posts de reflexiones en los que comentaremos lo más destacado que dejó el fin de semana de fútbol chileno, no necesariamente de la forma más rigurosa (?) pero sí con más libertades editoriales que los resúmenes corneteros de la prensa tradicional.

1. La Puttoneta agarra vuelo

En 2019, Universidad de Chile ganó apenas cuatro partidos en 24 fechas, números paupérrimos a los que solo un escritorio salvaría del descenso. En 2020, las cosas han sido radicalmente distintas: en seis fechas ya han ganado los mismos cuatro partidos de todo el curso anterior, confirmando que la Puttoneta agarró vuelo y está logrando sumar de a tres puntos aún en extrañas circunstancias como las del sábado frente a O’Higgins, en la que Caputto le dio cancha y tiro al rival alineando a Osvaldo González y Del Pino Mago como dupla de centrales y mandó a la banca a Carrasco (medio entendible) y a la tribuna a Casanova (!!).

Y sí, a la U le marcaron dos veces pero aún así el equipo parece más ordenado y en ataque funcionan, en parte gracias a Matías Rodriguez y su cartel del defensa más goleador de la historia de la U (y pronto, de la historia del fútbol local). En 2019, estos eran los partidos que los azules perdían; en 2020, hasta calamidades grotescas como una salida de De Paul hacia el final del partido terminan en nada gracias a que alguien la saca de la linea, como pasó en El Teniente. Definitivamente, la Universidad de Chile parece haberse sacudido el peso sicológico de mirar el descenso de cerca y ahora hasta se dan el lujo de hacer que exjugadores como Jonathan Zacaría parezcan lo contrario. En dos semanas habrá superclásico y va a estar interesante.

Aquí Caputto, ordenando la Puttoneta

2. El clásico de la cuarta región volvió a primera

Después de exactamente 212 años, el clásico de la cuarta región volvió a disputarse en primera división. Y lo único que faltó en la fiesta fue el público visitante, porque de lo demás hubo de todo: se cerró con un marcador apretado (más que el trámite mismo del partido), Pinilla confirmó su buen momento QUIERE LA ROJA con un gol de excelente factura y por supuesto, la polémica en la jugada previa al gol del empate serenense en la que Matías Cano arrasó con Enzo Ruiz como si fuera fascismo en una salida circense que desató variadas discusiones sobre el castigo, pero que finalmente terminó en nada (igual se vio más espectacular que lo que realmente fue, pero ese es otro tema).

El análisis final dirá que Coquimbo ganó su primer partido del torneo frente a su más clásico rival y logró despegar del fondo de la tabla 2020 pese a tener dos partidos menos. Por el lado de La Serena, siguen en el último lugar de la tabla ponderada; de seis partidos, han ganado apenas uno y el resto se cuentan solo como  pérdidas. El equipo de Bozán no juega realmente mal pero claro, empieza a notarse el nerviosismo entre un plantel que no parece haber sido preparado para primera división. Y así le está yendo.

“¡Somoh lo pirata!”

3. Arbitraje nivel #LaPeorLigaDeSudamérica

Ronald Fuentes ha dicho en repetidas ocasiones que odia el VAR porque “le corta ritmo al fútbol” (como si la Unión jugara a ritmo de Premier League). Y si bien Ronald Fuentes está en el lado equivocado del asunto, el arbitraje del fin de semana le da motivos para pensar que puede tener algo de razón (spoiler: no tiene): en el partido de Unión Española versus Everton se cobró un insólito penal debido a que un jugador viñamarino tropezó solo y cayó dentro del área. Y el árbitro Nicolás Gamboa, no conforme con embarrarla una vez, fue al VAR, revisó la jugada en pantalla y se volvió a equivocar confirmando el penal, aunque el marcador no varió gracias a que el Mono Sánchez atajó el disparo.

El accionar de Gamboa fue solo una parte del show completo que dieron los árbitros en este fin de semana, casi como si se esforzaran por estar a la altura de #LaPeorLigaDeSudamérica. En el Curicó versus Huachipato se comieron un inexcusable penal a favor de Huachipato, mientras que en el partido entre la U. de Chile y O’Higgins ocurrió una absurda situación entre Matías Rodriguez y Antonio Díaz, en la que se cobra tiro libre a favor de los rancagüinos por una inexistente falta de Rodriguez pero se expulsa a Díaz (receptor de la supuesta infracción) por golpear a su adversario al caer. ¿Descripción inentendible? Exacto, tal como el criterio de los árbitros, que con el VAR no están haciendo más que dejar en evidencia su paupérrimo nivel.

El Pizzas, enemigo jurado del VAR

4. Cecilio Waterman, el Húmedo del Gol

La Universidad de Concepción es un equipo limitado, sobre todo en funcionamiento colectivo. Pero si está rascando uno que otro punto es principalmente gracias a Cecilio Waterman, el Húmedo del Gol, un tipo que pese a todas las carencias de su escuadra se las arregla para estar siempre en el lugar y en el momento correctos. El sábado pasado, la faena de Colo Colo parecía sencilla dados los goles de Leo Valencia y Nicolás Blandi; “la salida de Salas descomprimió al equipo” pensamos muchos, y por descomprimió claro que nos referimos a lo sacaron y ahora juegan en paz.

Pero un partido de Colo Colo frente a la U. de Conce en el Monumental siempre da la chance de que algo extraordinario pase. En este caso, diría que Waterman es el extra de un equipo ordinario que aprovechó la inoperancia del cacique para generar un penal que Waterman convirtió sin mayores problemas. Aunque lo mejor estaba por venir hacia el final, cuando el Húmedo del Gol saltó sin marca entre los centrales y acalló a las 17 personas que se dieron cita en Macul. Waterman no parece un delantero muy rápido o muy potente, pero es de esos tipos que con poco hacen mucho y evidencia de ello son los 5 goles en 6 partidos que lleva anotados en un equipo candidato al descenso.

Waterman huele a gol

5. El récord de Curicó Unido

Los torteros sumaron su quinta victoria en el torneo -cuarta consecutiva- y alcanzaron la segunda posición quedando de exclusivos escoltas, con un punto por debajo de la puntera Universidad Católica. Sólo tuvieron un traspié ante la U (derrota por 5-1) pero salvo ese duelo, en el resto han demostrado un gran juego colectivo. Con apenas cinco (!!) temporadas en la división de honor de nuestro balompié, es primera vez que Curicó alcanza tan elevada posición en el torneo de Primera División, lo que constituye un récord histórico para el club.

En este 2020, Curicó ha tenido un notable comienzo de la mano de Nicolás Larcamón, más nombres importantes como Franco Bechtholdt, Martín Cortés, Diego Vera y revelaciones como Matías Cavallieri, Jens Buss, Federico Castro y Fernando Godoy. Frente a Huachipato, empezaron ganando con el solitario gol de Federico Castro, pero además tuvieron la divina suerte de que su rival errara dos (¡DOS!) penales y también de que el árbitro omitiera el cobro de un tercero. El primero en errar fue Sanchez Sotelo, que mandó su tiro a las nubes; el segundo se dio al final del partido cuando ya escribíamos estas líneas y pensamos que la mufa se activaría por un pisotón a Cris Martínez por parte de Alex Ibacache. Para bien de los curicanos, Sepúlveda la mandó al palo, consumando la victoria del equipo de la franja roja que quien sabe, puede terminar siendo una de las sorpresas del torneo.

title=

Garcillas cobrando revancha

 

P.D.  Parece que el SW vs Audax fue partidazo, pero a quien se le ocurre programarlo un martes a las 6 de la tarde.