Sigue (todavía) el secuestro de goles en el CDF

2360 0

Como ya sabemos, a fines del 2018, la gallinita de los huevos de oro sufrió su cambio más importante desde la fecha de su creación y con la compra del grupo Turner del porcentaje que antes le correspondía al emprendedor(?) Jorge Claro -por una módica suma de más de 1250 millones de dólares- y con todo en regla, nos metemos de lleno en esta edición de Cambio de Frente con el único objetivo de hacer un paralelo entre lo que se ofrecía con anterioridad en el Canal del Fútbol de Claro, lo que se ofreció por Turner en la licitación y si es que en los primeros 6 meses se ha cumplido con lo ofrecido. ¿Se beneficiará más al consumidor o será una nueva estafa, de aquellas habituales en esta angosta faja de tierra? ¿Seguirá el secuestro de los goles?

Primeros años y explosión del negocio

El Canal del Fútbol nació el año 2003, cuando la ANFP comandada por Reinaldo Sánchez decidió crear creó su propio canal de televisión con juegos de azar y mujerzuelaspara transmitir los partidos del fútbol chileno. Antes los canales de televisión abierta, VTR y SKY habían comprado el derecho para transmitir los partidos, sin grandes resultados ni beneficios para los clubes chilenos.

Para esto, la ANFP formó una alianza con Jorge Claro para crear este canal que trasmitiera el fútbol nacional. Con esta idea en mente, se constituyó la sociedad de responsabilidad limitada Servicios de Televisión Canal del Fútbol Limitada por escritura pública del 9 de abril de 2003 en la Notaría de don Cosme Fernando Gomila Gatica se constituyó. Comparecieron en ese acto Jorge Claro Mimica, en representación de Gestión de Televisión Limitada y dooooooon Reinaldo Sánchez Olivarez y José Sergio Abdalah Sarate, ambos en representación de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional. El negocio para Jorge Claro, por medio de su empresa Gestión de Televisión Limitada, era redondo. Con apenas un 20% de participación (originalmente fue un 10%) -el restante 80% le correspondía a la Asociación Nacional de Fútbol- se pactaba que la empresa iba a asumir exclusivamente la administración exclusiva del Canal del Fútbol.

Así nacía la famosa gallina de los huevos de oro, que se dedicaría a transmitir exclusivamente los partidos del fútbol chileno y a revalorizarlo en un momento nefasto (último lugar de la Roja en clasificatorias al mundial 2002 y con crisis económicas importantes de los clubes). Originalmente el canal estaba avaluado en 30 millones de dolares y en 2017 recibió una valoración de 1.360 millones de dólares(!), más de 45 veces su valor en 2003 (todo eso por sólo nuestro mediocre torneo nacional). Hoy, es una de las fuentes de ingreso más importantes -la principal- de los clubes que integran la Primera y Primera B de nuestro balompié. Tal como decía un abogado en 2017, el CDF y el ingreso que genera «Es tan relevante para la economía del fútbol como lo es el cobre para Chile». En todo caso, no ahondaremos en esta ocasión en el tema económico, sino que abordaremos un tema clave para los fanáticos: la televisación de los partidos.

Desde un principio, la transmisión de todos los partidos fue exclusiva y excluyente del CDF pero no fue la mejor. De hecho, se demoró muchísimo en dar todos los partidos de la Primera División. Recién 5 años después de su creación, en el Apertura 2009, transmitió vía CDF Premium cinco partidos en directo (en esa época eran 10 los partidos). En el 2011 transmite 6 y empieza a emitir un partido de la B en vivo por la señal Premium y el 2012 incrementa uno más en vivo y llega a los 7 de la máxima categoría del fútbol. Sólo hace un par de años, para ser específicos desde el Apertura 2015, que el CDF transmite todos los partidos de la Primera División: 8 en total más un partido en vivo de la Primera B.

Hay que recalcar que en ningún momento se transmitieron partidos por Televisión Abierta (excepcionalmente se transmitieron eventos como la Supercopa o final de Copa Chile), generando un secuestro total de los goles. Ni siquiera contratando un plan de televisión por cable se podía tener acceso directo a los partidos en vivo por el CDF, sino que había que contratar un pack especial con los canales Premium (salvo el caso de ZAP, en el que no entraremos). Las únicas ocasiones donde se hacía más fácil ver un partido en vivo era para las definiciones de los torneos nacionales, en las últimas fechas, donde se transmitían partidos por el CDF Básico. Por ejemplo: En el Campeonato Scotiabank 2018, se transmitió por la señal básica la última fecha el duelo entre Universidad de Concepción y Colo Colo.

Licitación y propuesta ganadora de Turner

Cada cierto tiempo, por temas contractuales, la ANFP tenía la posibilidad de comprar el 20% a Jorge Claro. En 2010 y en 2015 se discutió el tema sin llegar a nada en concreto. Acá, dejamos este artículo del CDF en el año 2013 relativo al tema de la historia del canal y repartición de las platas, tema que tocaremos más adelante en una futura edición de Cambio de Frente. Finalmente en 2018, la ANFP formalizó la intención de adquirir la parte de Jorge Claro y para aquello, recibieron ofertas de canales internacionales que prestarían el dinero a la ANFP, para que ésta comprara los derechos respectivos a cambio de la concesión de la señal. La licitación tuvo como principales oferentes a dos peces gordos como el grupo Turner y el grupo FOX, se desarrolló durante ese año y finalmente terminó con la adjudicación de los derechos de transmisión para el grupo Turner, que también maneja CHV y Directv, entre otros. Parte de las propuestas en virtud de las cuales Turner se «adjudicó» el CDF eran las siguientes:

Primero, se contemplaban 3,1 millones de dolares para los 32 equipos del fútbol profesional chileno, sólo por la adjudicación. Segundo, en la parte importante para los hinchas, relativo a la transmisión: 8 partidos de Primera División irían en vivo por el Canal del Fútbol, sumando a ellos los 8 partidos de la Primera B, los que serían también transmitidos en vivo. Si bien no se especificó la forma, pareciera ser que se creará un segundo canal Premium o bien se transmitirá por la señal básica.

Finalmente, y la noticia más rimbombante, era que volvería el fútbol por Televisión Abierta. Turner podría transmitir hasta 4 partidos mensuales en vivo por su canal, Chilevisión. Se trataría de 2 partidos en que juegue al menos un equipo de Primera División, y 2 partidos en que juegue al menos un equipo de Primera B, siempre y cuando dichos equipos no sean Colo Colo, Universidad Católica o Universidad de Chile, y siempre que dichos partidos no correspondan a finales o semifinales de alguno de los campeonatos citados.

Hay que agregar que la adquisición por parte de Turner estuvo paralizada varios meses, por un temita(?) con la Fiscalía Nacional Económica, considerando que su adquisición podría constituir un monopolio en el terreno de las transmisiones deportivas. Finalmente en enero de 2019 se autorizó la venta a Turner por parte del Canal del Fútbol, sujeto a algunas medidas (Para los interesados acá está el informe completo).

La propuesta en comento

Lo ocurrido en la práctica

A raíz de lo anterior, en la primera fecha del Campeonato Nacional AFP Plan Vital 2019, a fines de enero, se señaló que Chilevisión iba a transmitir por televisión abierta el duelo inaugural entre Universidad Católica y Coquimbo Unido en el Francisco Sánchez Rumoroso. Incluso, varios medios tradicionales y nuestra página hicieron eco de esa novedad, que finalmente terminaría fracasando. Lo curioso es que hasta la propia ANFP lo estableció en su programación. Sin embargo, a menos de dos semanas del inicio del torneo se descartó de plano esa posibilidad.

La imagen clave de la programación de la propia ANFP

Más allá del cambio del logo, el cambio de rostros públicos, la parrilla programática y la adjudicación de los derechos para transmitir la Copa Sudamericana, a ya lejanos 9 meses desde que Turner ganó la licitación el panorama no parece haber cambiado en absoluto, prevaleciendo el status quo en la transmisión de los partidos de Primera División y de la Primera B (y el consecuente perjuicio a los hinchas del fútbol).

La transmisión en vivo y en directo se mantiene: Habiendo transcurrido más de dos tercios del Campeonato Nacional 2019, no se ha vuelto a esbozar siquiera la posibilidad de transmitir los partidos por televisión abierta o incluso apostar por transmitir algunos duelos de Primera División por el canal básico del CDF. En la Primera B, el panorama es desolador(?) con apenas 2 partidos en vivo (uno de ellos el lunes). En las próximas fechas transmitirían tres partidos en vivo (en la fecha 28 vuelven a transmitirse 2). Si hay que destacar que algunos duelos de la segunda categoría de nuestro fútbol fueron transmitidos por la señal básica, entre la fecha 2 y la 13.

En definitiva y viendo sólo los hechos el actual CDF no ha cambiado en casi nada en relación al CDF con Jorge Claro. Por el momento tampoco se ven en el futuro cercano modificaciones que permitan ver a nuestros clubes por televisión abierta o por la señal básica del canal. Conociendo el largo historial de nuestros dirigentes y los negocios ligados al fútbol, todo hace presagiar que nuevamente se perjudicará a los hinchas en la transmisión, con el secuestro casi absoluto de goles. Aparentemente seguirá siendo más fácil ver los duelos de la Premier League, la Serie A, la Champions, etc. Creemos que se debe facilitar el acceso a los fanáticos de nuestro fútbol, idealmente por medio de la transmisión por canales de televisión abierta. Aunque nos basta con que sea más accesible, por medio del CDF básico (sin tener que pagar dos veces para ver los partidos). Otra opción interesante sería la transmisión por medios «más democráticos», como las redes sociales, como ha ocurrido con Facebook Watch o Youtube.

¿Por qué si en países como México, Inglaterra o Brasil se transmiten partidos por televisión abierta, no se puede hacer lo mismo en Chile? Aunque sea un sólo cotejo. Incluso, hay un proyecto de ley que fue aprobado en la Cámara de Diputados, denominado «Goles para todos», que busca hacer obligatoria la transmisión de un partido de cada fecha, por algún canal abierto de televisión, de Primera A y de Primera B, garantizando el acceso universal a acontecimientos deportivos relevantes a nivel nacional.

¿El nuevo controlador del CDF ha cumplido con las propuestas, en virtud de las cuales se habría ganado la licitación? ¿Volveremos a ver fútbol nacional por televisión abierta? ¿Seguirá el secuestro de los goles? ¿Podremos ver algún partido del torneo nacional por Chilevisión o en el peor de los casos por la señal básica del Canal del Fútbol? ¿Tiene asidero transmitir todos los partidos del torneo nacional? ¿Tendremos que pagar o seguir recurriendo a transmisiones piratas para ver a nuestros clubes? ¿Debiese el CDF HD ser gratis para los que adquieren el CDF Premium? ¿Tiene razón de existir el CDF Premium?