[ÚltimoPunto] #EspecialUG – Manu Ginobili

1018 0

Un jugador del Salón de la Fama y un competidor del Salón de la Fama. Es un competidor tan feroz como ningún otro que me haya enfrentado en mi carrera como entrenador internacional. Nunca ha habido alguien completamente como él. No ocupa una posición, sino que puede jugar en todas y con el corazón y la entrega que ha demostrado, nadie puede representar a su país mejor que Manu Ginóbili. Fue un honor competir contra él. Todo nuestro grupo tiene el máximo respeto hacia él» – Mike Krzyzewski, 2016

Es eterno. Es el mejor, de eso no hay dudas. Ha sido el ejemplo de toda una generación que ha seguido el baloncesto en este lado del continente americano. No sólo eso, sino que también es admirado a través de todo el mundo e incluso, por los mismos norteamericanos que se rinden a sus pies tras destrozarlo no solo una, no dos, sino en varias ocasiones.

El día 28 de marzo del 2019 será un día histórico para el baloncesto sudamericano, norteamericano y Mundial. Se retirará la camiseta número 20 de los San Antonio Spurs. Esa camiseta que desde el 2004 tiene nombre y apellido en letras doradas de un chico nacido en Bahía Blanca, en Argentina. Ese chico, flacucho y zurdo no solo se caracterizaba por ser un jugador con una técnica prodigiosa ni por sus logros deportivos, sino que por su inteligencia y competitividad para llegar a lo más alto, además de mostrar un liderazgo de equipo que pocos han logrado, incluso dejando sus intereses de lado en pos de las victorias de sus equipos.

Manu Ginóbili. Manudona, para los que siguen el baloncesto. Acá un resumen de su carrera del mejor jugador de baloncesto de la historia de Sudamérica.

Los inicios, Europa y el Draft del 1999

“Manu es un fenómeno. Es un jugador muy inteligente, sabe cómo jugar en todo, sabe tirar, driblar, pasar, defender… Es muy inteligente y trabaja mucho. Por eso fue campeón de la NBA también. Mira toda su carrera: fue campeón en Bolonia, en San Antonio, un campeón desde que era un niño. La primera vez que jugué contra él me di cuenta que era una persona muy competitiva. La mayoría de las veces que jugaba contra rivales que me enfrentaban por primera vez, ellos eran tímidos. Él no lo fue” – Kobe Bryant, 2016.

https://www.basquetplus.com/sites/default/files/styles/v2_interior_nota_754x465/public/main/articles/El%20debut%20de%20Manu%20en%20la%20Liga_0.jpg?itok=Wdu4sT55

Nacido el 28 de Julio del año 1977 y con familia de baloncesto, los inicios de Manu no fueron para nada fáciles, ya que con su estatura y forma física no se sabía cual era su techo. Sin embargo, a base de esfuerzo pudo lograr un espacio en la Liga Nacional de Baloncesto de Argentina, en donde firmó por Club Andino de Rioja. Tras un exitoso paso en ese lugar, Manu firmó por el Club Estudiantes donde firma grandes números, mostrando un progreso notable en su juego. Tanto así que recibió sus primeras distinciones individuales en ese entonces como jugador con mayor progreso y mayor promesa de la Liga Nacional.

Su salto a Europa fue cuando firma por un club de segunda división italiana llamado Reggio Calabria, donde ocuparía la 10. Ahí logró un notable ascenso junto al equipo, consagrándose así como una figura incipiente en el baloncesto Europeo.

Pero no fue en el año 1999 cuando explota todo. Fue en ese año donde Ginobili prueba suerte en el Draft de la NBA de ese año, tras algunos informes de scouting que habían de ese entonces sobre una joven promesa argentina y que lo daban como jugador de segunda ronda. En ese Draft pasaron notables jugadores como Elton Brad, Steven Francis, Richard Hamilton, entre otros. Sin embargo, no fue hasta la posición número 57 de ese Draft anuncian el pick que cambiaría la vida del argentino.

Según cuenta la historia, los Spurs venían siguiendo a Manu desde el año 1997 en un campeonato juvenil de selecciones disputado en Australia. Según cuenta el propio Ginobili, que estaba disputando un Sudamericano, él se había ido a dormir luego de que se dio cuenta que no lo habían drafteado en ningún equipo hasta el momento de apagar la TV. Fue el jefe técnico en ese entonces que lo levanta y le cuenta la noticia. Es más, cuentan que Popovich estuvo llamando a su casa para saber su condición y como estaba por la selección, pero como no estaban tuvo una inentendible conversación con su papá.

Ahora bien, si bien Ginobili fue Drafteado en ese entonces, no ingresó a la NBA inmediatamente. Fue ahí donde fue traspasado a Kinder Bologna de la primera división Italiana donde ganaría todo.

La Euroliga y el salto NBA

“Cuando ves a Manu Ginóbili no ves a un sexto hombre. Lo ves como un sexto titular. Mucha gente amaría ser él y la razón por la que yo amo a Manu es por una jugada que me marcó. Me hizo pensar: ‘Este tipo es un ganador’. Un maldito ganador. Jugamos contra ellos en 2010 y no podíamos ganarles. No teníamos tanta disciplina como ellos. Tenían más experiencia y no podíamos ganarles. En un partido él estaba mal, tenía como 0 de 7. En una jugada se echó hacia afuera. Completamente afuera de la cancha. Pies y manos en el aire. Encestó y metieron un doble. Yo me decía: ‘Es un maldito ganador’. No le importa nada y es fuerte. Necesitas ser un poco despiadado, loco y paranoico para estar en esta Liga y ser así de bueno durante mucho tiempo” – Kevin Durant, 2017.

Fue en el equipo Italiano donde la descoció. Ganó dos ligas italianas con Bologna con gran actuación individual, alcanzando el doble MVP de la liga. No solo eso, sino que logró la Euroliga el el año 2001-2002, en donde fue ganador del MVP del Final Four. Algo fantástico, que coronó todo con algo de selecciones que lo nombraremos más adelante.

En el año 2002-2003, Greg Popovich lo llama y le dice que se venga a jugar en EEUU. Fue así como en esa temporada logra su debut en canchas norteamericanas ante Los Angeles Lakers.

Acá dejamos un video de como Popovich recordaba a Manu en ese tiempo, con sus inicios en la NBA:

Y de ahí, fue subiendo con todo.

Manudona

“Si pudiera, ficharía a Manu Ginóbili. Es el mejor extranjero de la historia de la NBA” – Paul Pierce, 2008.

https://media.canalnet.tv/2019/03/Screenshot_75-1-974x550.jpg

Y fue así como comienza la historia más grandiosa. Manu tras sus años de novato y una obtención del título en el año 2003, fue creciendo en el medio hasta lograr componer unos de los mejores Big Three de la historia de la NBA: Tim Duncan, Tony Parker y él, suendo el tridente más ganador de la historia de la NBA. Su peak de carrera empieza en el año 2004-2005 donde no solo se consagra como titular en los Spurs, sino que también obtiene distinciones individuales como su primera nómina en el All Star Game.

Fue así como ascendió su carrera, ganando un título 2006-2007 ante Cleveland Cavaliers de LeBron James. Ahí es muy recordado el 4to partido de Manu Ginobili en las finales, donde anota 27 puntos con 13 en el último cuarto.

No fue ahí donde se da unos de los giros más inesperados de todos: Greg Popovich le dice a Manu que partirá desde la banca. No sólo eso subió la competitividad de Manu, sino la producción. En el año 2008 gana el 6to mejor hombre del año y, junto al 2011 donde vuelve a la titularidad, lo eligen en el tercer mejor quinteto NBA. Además, en el 2011 lo llaman a su segundo All Star Game. Como si fuera poco, Manu consiguió estar en el 2011 estar en el 8vo lugar por la lucha del MVP de la temporada.

https://images.performgroup.com/di/library/NBA_Global_CMS_image_storage/e7/db/manu-ginobili_1xxx9jfxop0g21w3yjchq92fpe.jpg?t=-470497088&w=1080

La última función sería en el año 2013-2014 donde ganan el título de campeón de la NBA ante Miami Heat donde la rompe nuevamente en las finales con un recordado poster ante Bosh. El 27 de agosto del 2017 anuncia su retiro.

Los números de Manu en su carrera fueron en temporada regular y Playoffs:

La Generación Dorada

“Manu Ginóbili es un gran jugador. Es un ejemplo a seguir para la juventud y está ayudando a que su equipo gane partidos. Vamos a ver más jugadores de Latinoamérica, Europa y Asia que van a tener un papel estelar en la NBA y eso va a ayudar a que el básquet siga mejorando su nivel” – Michael Jordan, 2003.

https://www.infobae.com/new-resizer/BWb78Y-4BkktsGwctBUglSzQM94=/1200x0/filters:quality(100)/s3.amazonaws.com/arc-wordpress-client-uploads/infobae-wp/wp-content/uploads/2016/08/17215128/JJOO-RIO-2016-basquet-Argentina-Estados-Unidos-NS-4-despedida-Ginobili.jpg

Y no podíamos cortar este resumen con lo que fue lo más recordado en la carrera de Manu. Debuta en la selección a mediados del 1998. Ya por el año 2001 se consagra con el primer título para Argentina en el Baloncesto, donde gana el FIBA Americas siendo clave. Luego de eso, en Indianapolis, logra un segundo lugar en el Mundial del 2002 logrando una actuación histórica ante la Selección de EEUU en Segunda fase ya que los derrota por primera vez desde que utilizan jugadores de la NBA para su selección, cortando una racha de (lea bien) 58 partidos consecutivos ganados. Manu esa vez no pudo jugar bien la final por un esguince de tobillo.

Pero donde se hace el mayor nombre en la historia del baloncesto mundial fue en las Olimpiadas de Atenas 2004. En ese tiempo ya llevaba dos temporadas en la NBA y ya era un jugador respetado, pero no solo eso. Junto a una generación dorada conformada por Scola, Oberto, Paco Sanchez, Nocioni, Delfino, entre otros, logran la medalla de Oro. Acá existen tres momentos que recordarán por siempre a Manu.

La palomita: Tras un partido apretado, Manu consigue una canasta ganadora ante Yugoslavia, logrando así la venganza de la Final de la Copa del Mundo.

La actuación ante EEUU en Semis: Ustedes mismos disfruten.

La consagración ante Italia: El instante donde Manu fue el jugador se consagra como la leyenda argentina y sudamericana, logrando la primera medalla de oro de una selección que no fuera EEUU desde el año 92.

Tras eso, Manu obtuvo otros logros internacionales importante, como una medalla de Bronce en el FIBA Diamond Ball del 2004, la medalla de oro del 2008 del FIBA Diamond Ball, el bronce de los Juegos Olímpicos de Pekín en el 2008 y la Medalla de Oro en el Campeonato FIBA Américas del 2011. Se retira de la selección en el año 2016 tras caer en cuartos de final ante EEUU en los JJOO de Rio de Janeiro.

Su legado

“Es un jugador especial, un ser humano especial. Lo he dicho muchas veces, pero es uno de esos tipos que se transforma en el alma y en el corazón de tu equipo, siendo un ejemplo de competitividad. Es una anomalía en ese sentido. Tiene la misma actitud que tenían Michael, Kobe, Magic, Larry y esos jugadores. Juega con ese mismo fuego. Ha sido gran parte de cualquier éxito que hayamos tenido y verlo a esta edad, dándonos estos partidos que te remontan a otros tiempos, es emocionante” – Greg Popovich, 2018

https://i.deportes.televisa.com/2018/08/ginobili-retiro-basquetbol-1068x598.jpg

Cuando hablamos de Manu Ginobili no hablamos de solo un jugador de baloncesto normal. Hablamos de un tipo que fue un competidor nato entre sus pares. Hablamos de un tipo que tuvo la admiración de muchos jugadores de un nivel altísimo.

Su aporte en el mundo del Baloncesto va mucho más allá de los números, de sus triples dobles o de sus distinciones individuales. Va en una forma de ver el baloncesto que muy pocos las tienen: Es el gen competitivo, del trabajo constante, de la perseverancia y de entregarse al 100% en el equipo en una liga tan individualista como la NBA. El poder competir a máximo nivel a pesar de estar en desventaja tanto en tu equipo como en la selección Es lograr un alcanzar un legado de una parte del mundo donde el baloncesto no está ni siquiera profesionalizado como tal en un mundo donde se cautiva mucho más lo nacional que lo internacional.

https://www.elintransigente.com/u/fotografias/m/2014/8/15/f800x450-211159_262605_0.jpg

Manu no solo logró instaurar estilo de juego o jugadas como el Eurostep, sino que abrió las puertas para que la NBA se fijara muchísimo más en los jugadores internacionales y no solo eso, sino que logró que una generación entera creyera que se podía lograr alcanzar la cima del deporte con dedicación y solidaridad.

Un legado que quedará intacto por toda la historia y que será inmortalizado hoy luego del partido entre Spurs y Cavaliers en el AT&T Center. Ahí, arriba, mostrando a todo el mundo al octavo jugador extranjero no estadounidense y no canadiense en lograr colgar su camiseta… Y el primer sudamericano en la historia en hacerlo.

Por siempre de Manu. Que sirva de ejemplo para que podamos llegar a un nivel mucho más alto.