[Copa Libertadores de América] FINAL – Ida : Boca Juniors – River Plate

4768 0

En un hito histórico y que ni siquiera la Champions League pudo emular, la mejor copa de clubes del mundo, la Copa Libertadores de América le cierra las puertas -por ahora- a las finales con ida y vuelta con una rivalidad que trasciende las fronteras: Señoras y señores, Boca Juniors y River Plate se darán cita en en el Estadio Alberto J. Armando, coloquialmente conocido como La Bombonera, para disputar los primeros 90 minutos de la final de esta edición 2018. En un hecho inédito, se jugará un día sábado y se definirá en dos semanas más, el 24 de noviembre. Así que a instalarse y gozar como espectador neutral de uno de los clásicos más importantes del mundo, esperando que la magia, el VAR mal implementado, los árbitros chilenos(!), las barras bravas, el bananerismo, la violencia bien entendida, la picardía latinoamericana, el rioplateísmo y el realismo mágico se hagan presente y nos den un espectáculo como corresponde con el vecino país de la buena gente en llamas. Pasen a comentar una nueva Argentinización al pedo(?) …o al palo(?) o como se diga, acá en esta entrega especial en ULTIMOGOL.CL.

Imagen relacionada

Quieren ser el nuevo rey de copas con 7 títulos

La escuadra Xeneize mostró un oficio encomiable en la llave frente a Palmeiras y ante los prónosticos desfavorables, paso con categoría –casi ni se despeinó- ante el equipo de Felipe Scolari, que estuvo a punto de dejarlo afuera en la fase de grupos. En una ida donde Darío Benedetto se transformó en figura marcando dos goles a poco del final, los bosteros llegaban a Brasil con la tranquilidad de que el rival tenía que ser el desgaste. En un partido sumamente inteligente, Boca rápidamente sacó ventaja y definió la serie (el verdao tenía que meter 4 goles para pasar). Demasiado simple para ser verdad(?). A los 17, Ramón Wanchope Ábila aprovechó y marcó el 1-0 que sería suficiente. El Verdao estuvo pasmado hasta el complemento, donde mostró cosas más interesantes. Luan puso el empate a los 7 del complemento y en menos de 10 minutos después un penal a favor de los locales sería convertido por el paraguayo Gómez para el 2-1. Por lo menos el partido se puso más entretenido, con un equipo xeneize aguantando a un Palmeiras con más ganas que buen fútbol. Pero el recién ingresado, Darío Benedetto volvió a mostrar su talento y en un gol muy similar al segundo que convirtió en la Bombonera, sacando un remate desde fuera del área que volvería a tener a Weverton como espectador estelar volando inútilmente para ver el empate definitivo por 2 a 2. En general, una serie que Boca controló con asombroso aplomo, con mucha solidez y sin arriesgar en ningún momento la clasificación a esta instancia final.

 

Para este match, Guillermo Barros Schelotto se volverá a sentar en el banco de suplentes, después de que su mellizo Gustavo lo hiciera en Brasil. Para esta ida sufriría también la baja importante en mediocampo del amigo de todos(?), Pablo Pérez, que no ha podido entrenar con normalidad, aunque todo indica que será desde la partida por la relevancia del partido. En caso de no estar presente, Fernando Gago asumiría su labor. Cristián Pavón tampoco ha entrenado al 100% pero no debiese tener inconvenientes para estar en el once titular. En delantera, Ramón Abila le ganaría la pulseada a Darío Benedetto, cerrando el 4-1-4-1 que ha tenido Boca en las últimas fases.

Resultado de imagen para river gremio martinez

Quieren sumar la cuarta

El apelativo que mejor identifica la hazaña de los millonarios en Porto Alegre es el de épico. Y capaz que nos quedemos cortos. El equipo bonaerense había perdido 1-0 como local en la ida, con un planteamiento perfecto de parte de Renato Gaúcho y sus jugadores. Por la imagen mostrada en el Monumental, se veían pocas chances para los de Gallardo, sobre todo porque en ataque el equipo había estado bajísimo y sin ideas. En la vuelta, no cambió tanto el panorama pero si volvió a aparecer las ganas de ganar que tienen los equipos argentinos en estas instancias decisivas. Y todo empezó mal para la visita, porque Gremio se puso en ventaja a los 35 del primer tiempo, con gol de Leo Gómez de fuera del área. Se cerraban los primeros 45 minutos y parecía que la lápida estaba puesta. De hecho, Gremio pudo finiquitar la serie cerca de la mitad del complemento. A los 66′ Everton quedó sólo ante Armani, pero definió al cuerpo del arquero y perdió LA chance para terminarlo todo. Pero River, siempre peligroso terminó por ingeniárselas y empatar el partido. A 9 minutos del final, un tiro libre fue cabeceado por el colombiano Rafael Santos Borré, reviviendo a los argentinos a poco del final. Curiosamente, los de Porto Alegre se empezaron a quedar se cagaron y finalmente River lo terminaría dando vuelta. Una mano clara de Bressan en el área, después de un remate de Ignacio Scocco, fue revisada y cobrada con el VAR, generando un caos en la cancha.  Un expulsado, como 6 minutos con el juego detenido (lo que hizo que se tuvieran que agregar 13(!) de descuento) y Gonzalo “Pity” Martinez definiendo para el 2-1 definitivo.

 

Para este duelo, obviamente el Muñeco no estará presente por ser protagonista de un momento májico de Lali. Marcelo Gallardo se comunicó todo el partido con su cuerpo técnico e incluso bajó al camarín en el entretiempo, siendo que estaba suspendido por la ida.. Volverá a estar en el banco su ayudante Matías Biscay. El gran problema que tiene son las ausencias en puestos claves para el funcionamiento del equipo. En el mediocampo Leonardo Ponzio está descartado para este duelo de ida por suspensión. El referente del equipo todavía no tiene un reemplazante designado, pudiendo ser Ignacio Fernández, Bruno Zuculini o más ofensivo, Juan Fernando Quintero. Enzo Pérez si sería fijo en el mediocampo visitante. En delantera la cosa es peor, Ignacio Scocco está en dudas por lesión y ni siquiera iría al banco de suplentes, por lo que en delantera sólo jugaría Rafael Santos Borré. El resto del equipo no presenta modificaciones.

Para cerrar, haremos un pequeño un alcance en el plano estadístico: Ambos se han enfrentado en 23 oportunidades por Copa Libertadores, con un saldo favorable para Boca Juniors con 10 victorias, 7 para el Millonario y 6 empates. En todo caso, en la Bombonera nunca pudo ganar River, sumando apenas 4 empates y 7 derrotas.

El enfrentamiento más importante antes de esta final fue en la Copa Libertadores 2004, cuando se vieron las caras en semifinales. En la ida fue 1-0 para Boca y en el Monumental (sin gente), Nazuti puso el 2-1 para llevar la serie a penales. Finalmente Maxi López fallaría su penal y Villarreal convertiría para avanzar con los xeneizes a la final. Las otras dos veces fueron en la Libertadores 2000 por cuartos de final donde Boca lo dio vuelta por 3-0 luego de perder en la ida por 2-1, en una noche consagratoria de Martín Palermo, que volvía de una severa lesión. El último antecedente es bonito desde la perspectiva de la majia entregada pero triste en cuanto al desarrollo futbolístico. Luego de que el Millo ganara por 1-0 en el Monumental, la vuelta se suspendió porque a un genio de boquita se le ocurrió tirar gas pimienta a los jugadores de River en el túnel de acceso a la cancha. Resultado: Derrota boquense y una mínima suspensión de su cancha más clases de ética para sus dirigentes (?).