Rusia 2018 – Grupo G-H: Fecha 3

4633 0

Llegamos al cierre de esta frenética maratón de partidos con la definición de los dos últimos grupos de esta Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. A la hora de almuerzo veremos que solo el honor estará en juego cuando Panamá se enfrente a Túnez en Mordovia y Bélgica choque con Inglaterra en la ciudad de Kaliningrado. En el turno de la mañana tendremos el cierre del grupo H con Colombia definiendo su paso a octavos ante Senegal y a Polonia, una de las decepciones de este Mundial, cerrando su participación contra la selección de Japón.

CRITERIOS DE DESEMPATE

Para los perdidos, recordemos toda la información relativa a los criterios de desempate en caso de igualdad de puntos. Seguiremos lo que dice la FIFA en esta materia:

La clasificación en cada uno de los grupos se determinará de la manera siguiente:

  1. mayor número de puntos obtenidos en todos los partidos de grupo;
  2. diferencia de goles en todos los partidos de grupo;
  3. mayor número de goles marcados en todos los partidos de grupo.

Si dos o más selecciones obtienen el mismo resultado conforme a los tres criterios antes mencionados, su posición final se determinará de la siguiente forma:

  1. mayor número de puntos obtenidos en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión;
  2. diferencia de goles en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión;
  3. mayor número de goles marcados en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión;
  4. mayor número de puntos obtenidos por deportividad en función del número de tarjetas amarillas y rojas que hayan recibido los equipos en todos los partidos de la fase de grupos;
  5. sorteo efectuado por la FIFA.

Este partido resulta interesante debido a que ambos son los equipos más potentes del grupo, pero también cargan sobre sus hombros el peso de las altas expectativas que les rodean y el hecho de que ambos ya están en la siguiente ronda. Inglaterra y Bélgica animarán el almuerzo de este jueves desde el Kaliningrad Stadium, en Kaliningrado. El árbitro será el esloveno Damir Skomina.

El «Huracán» se llevará una Telstar 18 para la casa.

Inglaterra ha sido uno de los equipos que más solidez ha mostrado en esta Copa, de todas formas, eso no debiera ser un argumento muy contundente para considerarlos como candidatos indiscutidos para lograr el título: Una victoria obtenida sobre la hora ante el rocoso Túnez dejó algunas dudas en las tierras de la Reina Isabel pero la contundente victoria ante Panamá por seis goles a uno dejó a los hinchas ingleses con ganas de apuntar muy alto. Hay que tomar esto de forma mesurada ya que considerando las diferencias en la jerarquía de ambos equipos, casi se planteaba como una obligación que tanto Inglaterra como Bélgica llegaran a esta última fecha con la tarea hecha. Los focos han estado en el goleador Harry Kane, que con cinco anotaciones en dos partidos se ha convertido en una verdadera máquina roja de la destrucción, liderando la tabla de goleadores de esta Copa del Mundo.

En este partido que, si bien no hay tanta presión, definirá quién será el primero del grupo, el técnico Gareth Southgate no cambiará su 3-5-2, pero sí introducirá cambios como darle la titularidad a Trent Alexander-Arnold y Eric Dier. La alineación será la siguiente:

Jordan Pickford; Phil Jones, John Stones, Gary Cahill; Trent Alexander-Arnold, Ruben Loftus-Cheek, Eric Dier, Jesse Lingard, Danny Rose; Marcus Rashford y Harry Kane (c).

El animal del área.

Otro equipo obligado a clasificar era la selección de Bélgica. Una «generación dorada» que no ha dado el paso hacia delante que se le exige a un equipo que pretende dejar ser comparsa y que quiere ser campeón, dirigido por Roberto Martínez quien se dio el lujo de decirle a Radja Nainggolan que vea el Mundial por televisión, y que logró dos triunfos categóricos pero trabajados ante Panamá y Túnez. En Sochi vencieron a los centroamericanos por tres goles a cero luego de irse al descanso con el marcador en blanco, y ante Túnez los «Diablos Rojos» dieron una muestra de su verdadero potencial, goleándolos por cinco tantos contra dos. Las dos figuras en estos compromisos han sido el delantero Romelu Lukaku, compañero de Alexis en el United y autor de cuatro de las ocho dianas belgas, y Kevin de Bruyne, quien es el que maneja los hilos del equipo desde el centro del campo.

Ayer se confirmó la baja del goleador Romelu Lukaku, que será guardado para la siguiente fase tras haber tenido una pequeña lesión ante Túnez, al igual que Vincent Kompany, con esto, los once bendecidos por el míster Roberto Martínez y por el crack intergaláctico Thierry Henry, serán los siguientes:

Thibaut Courtois; Thomas Vermaelen, Dedryck Boyata, Toby Alderweireld; Mousa Dembele, Marouane Fellaini, Nacer Chadli, Thorgan Hazard, Youri Tielemans; Eden Hazard (c) y Michy Batshuayi.

El partido que definirá al equipo más simpático de este Mundial después de #ElPerú, taglarísm es el que se jugará en el Mordovia Arena, en Saransk. Panamá y Túnez esperan decir adiós a Rusia con su dignidad intacta, todo esto bajo la atenta mirada de don Nawaf Shukralla, un árbitro de Bahrein (!).

Esta vez, pillaron al buen «Bolillo» pidiendo clemencia.

Panamá se ganó el rótulo de ser uno de los peores equipos del Mundial gracias a su pobre participación: dos derrotas, una por 3-0 contra Bélgica y la goleada de 6-1 contra Inglaterra. El bajo nivel de los centroamericanos no fue sorpresa para nadie y aún así, se pudo ver una imagen como la que acompaña este apartado: Hernán Darío Gómez conversando con el técnico inglés luego de encajar el quinto gol… se comenta que «Bolillo» le habría dicho «ya bájale, ya ganaron» pero dudamos que Southgate haya captado el mensaje (?). De todas formas, para ser su primera Copa del Mundo, los «Canaleros» han disfrutado la experiencia al máximo sin importar haber quedado eliminados en el segundo partido y festejaron la anotación de Felipe Baloy como si la vida se les fuera en ello.

Hernán Darío Gómez deberá rearmar su esquema debido a tres bajas seguras: Ismael Díaz (lesionado con una contusión en su rodilla derecha), Michael Murillo y Armando Cooper, ambos suspendidos por tarjetas amarillas, debiendo alentar al Canalero con optimismo y fe.

Jaime Penedo; Román Torres (c), Fidel Escobar, Adolfo Machado, Luis Ovalle; Gabriel Gómez, Ricardo Ávila, Aníbal Godoy, Edgar Barcenas y Jose Luis Rodríguez; Gabriel Torres.

El «Chupete» Khazri mereció mejor suerte en esta Copa del Mundo.

Túnez fue otro de los equipos que aprovechó el mal momento de los «gigantes» de su zona para entrar por la ventana a esta Copa, pero han quedado sobrepasados por el bajo nivel competitivo de su escuadra. El gol de Harry Kane en el último minuto en Volgogrado fue un cruel castigo a una presentación bastante digna que le complicó la vida a la selección de los Tres Leones, y los tunecinos luego sucumbieron ante el poder de fuego que posee Bélgica, quedando eliminados en forma tempranera en este Mundial. En esta, su quinta campaña mundialista, destacamos al atacante del Sunderland Wahbi Khazri, quien ha sido el centro de todo el ataque de su equipo y se anotó además con uno de los dos descuentos en la goleada ante los «Diablos Rojos». Por esfuerzo, no se ha quedado el bueno de Wahbi.

Nabil Maaloul tiene complicaciones para armar el once inicial, partiendo por el arco, ya que Mouez Hassen cayó lesionado en el primer partido y ante los belgas cayeron lesionados los defensas Dylan Bronn y Syam Ben Youssef. Con estas novedades, el equipo será el siguiente:

Farouk Ben Mustapha; Hamdi Nagguez, Yohan Benalouane, Yassine Meriah, Ali Maaloul; Saîf-Eddine Khaoui, Ellyes Skhiri, Ferjani Sassi; Fakhreddine Ben Youssef, Anice Badri y Wahbi Khazri (c).

El duelo que decidirá la suerte del equipo japonés se jugará en el Volgograd Arena, de la ciudad de Volgogrado. Ahí, los «Samuráis» esperan vencer a una eliminada Polonia para ganar el grupo y pasar a Octavos de Final. El árbitro será de Zambia (Zambia, vieja, Z-A-M-B-I-A): Janny Sikazwe.

Keisuke le cambió la cara al Japón cuando más lo necesitaba.

La escuadra de la tierra del Sol Naciente llega con todas las opciones intactas para poder pasar como primero del Grupo H y así enfrentar a quien resulte segundo entre belgas e ingleses. A los japoneses les sirve el triunfo ante los polacos y luego mirar el resultado del otro partido para así ganar su zona, el único «pero» es que en caso de caer ante Roberto y compañía deben rezar para que haya un ganador en Samara y así pasar como segundos de su grupo. Los «Samurái» tienen cuatro puntos gracias a su sorpresivo triunfo ante Colombia y el empate a dos tantos que obtuvieron ante Senegal en Ekaterimburgo. En el duelo ante los «Leones de la Teranga» los azules debieron remar contra la corriente sacando a uno que lo tenían en el congelador: Keisuke Honda. El volante del Pachuca entró cuando Senegal convirtió el 2-1 y le dio nuevos bríos a su equipo, encontrando el empate a falta de 12 minutos para el cierre. Honda también hizo historia al ser el primer japonés en anotar en tres Mundiales diferentes.

El técnico Akira Nishino deberá poner toda la carne en la parrilla para poder asegurar el paso a la siguiente ronda, donde la novedad es que por fin incluirá como titular al delantero Shinji Okazaki. La más probable alineación es la siguiente:

Eiji Kawashima (c); Hiroki Sakai, Maya Yoshida, Tomoaki Makino, Yuto Nagatomo; Hotaru Yamaguchi, Gaku Shibasaki; Gotoku Sakai, Shinji Okazaki y Takashi Usami; Yoshinori Muto.

«Robert, traes marcado el sombrero…»

Polonia se anotó como la decepción más grande en este Mundial, donde dos partidos perdidos no te dan espacio a nada más que unos lindos pasajes en avión de vuelta a tu país. La caída es grave si consideramos que los polacos clasificaron de manera directa, lo que alimentó las expectativas del país en que podían hacer un gran Mundial, y además contaban con Robert Lewandowski, un habitué de las redes pero que no ha podido gritar un gol en la tierra del Tío Vladimir. La derrota ante Senegal por dos tantos contra uno no estaba en los planes de nadie y la categórica derrota ante Colombia fue lo que selló el destino de Roberto y sus amigos, quienes sí o sí comenzarán sus vacaciones este lunes.

Para este cotejo, el seleccionador Adam Nawalka considerará un cambio en la portería, dando lugar a Lukasz Fabianski en sustitución del titular Wojciech Szczesny. También dará la oportunidad al central del Mónaco Kamil Glik, quien llegó entre algodones al Mundial y debió ser suplente en los dos partidos anteriores por tratarse una inoportuna lesión al hombro. Así serán los once que dirán adiós a Rusia ante el Japón:

Lukasz Fabianski; Bartosz Bereszynski, Kamil Glik, Jan Bednarek; Rafal Kurzawa, Grzegorz Krychowiak, Jacek Goralski, Artur Jedrzejczyk; Piotr Zielinski, Kamil Grosicki y Robert Lewandowski (c).

El duelo entre japoneses y polacos tendrá como contraparte el que se jugará en el Cosmos Arena, en Samara. Senegal y Colombia dirimirán a al menos uno de los clasificados del grupo, considerando que el empate solo será útil para ambos siempre que gane Polonia en Volgogrado. El réferi principal será el serbio Milorad Mazic.

Lo tenían estudiado a Sadio.

Senegal ha sorprendido al medio futbolístico al llegar con plenas chances de seguir la senda del Mundial de Corea-Japón 2002 e instalarse en la fase final de una Copa del Mundo. Los «Leones de la Teranga» obtuvieron un valioso triunfo ante los polacos con un autogol de Thiago Cionek y el gol de pillo que se mandó M’Baye Niang, faltando media hora para el cierre del partido. El empate ante el Japón dejó con gusto algo amargo a sus seguidores considerando que estuvieron en ventaja en dos oportunidades pero acabaron repartiendo puntos con los «Samuráis». Las opciones del cuadro de Sadio Mané pasan por ganar hoy jueves y mirar el resultado de Japón para ver si pasan primeros, o empatar y esperar una derrota de Japón para que tanto ellos como Colombia puedan clasificar, e incluso les sirve perder ante los cafeteros pero sólo si es por una diferencia menor a la derrota que sufra el equipo japonés… si en ese escenario a Japón se le ocurre empatar, habrían aviones nuevos con destino a África.

El técnico Aliou Cissé tiene a todo el plantel a su disposición para este duelo trascendental e irá con lo mejor que tiene disponible, por lo tanto, saldrá a la cancha con la siguiente alineación:

Khadim N’Diaye; Lamine Gassama, Salif Sané, Kalidou Koulibaly, Youssouf Sabaly; Ismaïla Sarr, Cheikhou Kouyaté (c), Idrissa Gana Gueye, Sadio Mané; M’Baye Niang y Keita Baldé.

Por fin rugió el Tigre en una Copa del Mundo.

La Selección Colombia debió hacer «de tripas, corazón» y reponerse inmediatamente de la derrota en la primera fecha ante el Japón, teniendo que jugarse la permanencia en el Mundial ante una Polonia igual de necesitada. En el Kazán Arena, los cafeteros fueron el mejor equipo y vencieron con contundencia por 3-0 a los europeos, eliminándolos de la Copa, y de paso, adquirieron una chance más para pasar a la siguiente ronda y pasarse la campaña de #SudaméricaPorElBorde por el ídem (?). Los goles fueron obra de Yerry Mina, Radamel Falcao y Juan Guillermo Cuadrado, quien aprovechó una notable asistencia del volante James Rodríguez, quien fue escogido como la figura del partido por la FIFA. La opción de los sudamericanos pasa primero por ganar el día de hoy, eso les permite pasar como primeros solo si Japón enreda puntos ante Polonia, en caso contrario pasarían como segundos. En caso de empatar, solo el triunfo polaco les dará los boletos a Octavos de Final como segundos del grupo H, pero cualquier otro resultado que no sean los mencionados anteriormente mandará al equipo de Maluma baby (?) de vuelta a casa.

El profesor José Néstor Pékerman volverá a contar con la totalidad del plantel ya que el volante central Carlos Sánchez cumplió su fecha de castigo tras haber sido expulsado ante el Japón. Debido a las urgencias, el equipo de José deberá ser el titular, y sería el siguiente:

David Ospina; Santiago Arias, Davinson Sánchez, Yerry Mina, Johan Mojica; Mateus Uribe, Carlos Sánchez; Juan Guillermo Cuadrado, Juan Fernando Quintero y James Rodríguez; Radamel Falcao (c).